Más no siempre es mejor.

<<Más no siempre es mejor>>; lo correcto es la medida justa.
La naturaleza funciona con la búsqueda de un equilibrio constante. Por ejemplo, existe un número óptimo de hormigas para determinado terreno; incrementar o disminuir artificialmente ese número puede desencadenar un desastre ecológico. Necesitamos ingerir cierta cantidad de agua diaria y por encima o por debajo de esos niveles no estamos hidratándonos bien. Todo tiene su límite y <<la comodidad>> no se sustrae a ese principio: un poco de comodidad es buena, pero demasiada, es mala para el coco.
Fuente: twitter.com

Deja un comentario

diecinueve − dieciseis =

Teléfono

+34 93 271 34 86 (Lunes a viernes de 9h a 20h)
+34 626 394 066 (Whatsapp)

Consultas en Barcelona, Madrid, Sevilla, Valencia, Bilbao y a distancia por Skype