Artículo HOLA

Hola, chicos

Os paso un enlace de un artículo de Hola, donde salgo yo hablando de las terapias chungas.

https://www.hola.com/estar-bien/20190218137471/como-ser-feliz-sin-caer-en-la-obsesion/

Charla Granada

Amigos,

recordaros que hoy día 20 de Febrero estoy a las 19:30 h en el Salón de Actos del Centro Cultural Federico García Lorca de Plaza de la Romanilla de la ciudad de Granada, dando una charla sobre mi último libro “Nada es tan terrible”.

La asistencia es libre y gratuita con entrada preferente a los inscritos.

Nos vemos en un ratito!!

Fuente: laalmuniadelvalle.com

Ser Fuerte

Emoción y Razón

Hola amig@s!!

os traemos una nueva entrada sobre la ineficacia de llevar la racionalidad al extremo, esperamos que os resulte interesante.

Un abrazo,

Albert Ellis postulaba que los seres humanos pueden llegar a tener problemas para pensar correctamente y para emocionarse adecuadamente y la razón en algunas ocasiones se puede convertir en un problema. Su enfoque de la Terapia Racional Emocional Conductual va en la línea de entender la racionalidad como una exposición razonada, sensata para llegar a resultados eficientes y que produce los efectos deseados con un mínimo de costes y de esfuerzos innecesarios, que ayuda a conseguir los objetivos individuales y sociales. Pero si la racionalidad se lleva hasta el extremo, puede resultar en ocasiones ineficaz y saboteadora, un enfoque racional no sería lo mismo que una racionalidad unilateral. Una racionalidad extrema suele ser irracional puesto que la verdadera racionalidad potencia o incrementa la felicidad de las personas, no interfiere nuestro desempeño, sino que ayuda a que todo sea más fácil.

Una vida basada por completo en la racionalidad extrema llevaría a una existencia mecánica, fría, sin sentimientos, además de trastocar la creatividad, seremos más creativos cuanto más utilicemos nuestra razón de manera flexible, abierta y sin exigencias. La racionalidad, tal y como la percibe la TREC revisa la tendencia al  perfeccionismo, absolutismo, y dogmatismo. Esto nos podría llevar a la tiranía de “los tendría” y ” los debería” que nos lleva al malestar. La razón humana, utilizada del modo apropiado, nos permite minimizar las emociones perjudiciales. Incluso las emociones que no consideramos placenteras, como la pena o la tristeza nos pueden dar indicios de que algo no va bien y nos avisan de la conveniencia de redirigirlo. Gran parte de nuestras emociones disfuncionales surgen de un pensamiento poco realista, ilógico y perjudicial para uno mismo.

Si comprendemos y manejamos nuestras emociones, estas van a ir más en consonancia con nuestros objetivos. Así las emociones se convierten en nuestras aliadas para llegar a una mayor comprensión y conocimiento de nosotros mismos. De tal manera que ante cualquier perturbación emocional podemos descubrir los pensamientos que hay tras ella, y descifrar los mensajes.

Con la ayuda de la TREC podemos realizar cambios filosóficos, cambios profundos en las creencias básicas que producen los trastornos, como pueden ser los pensamientos de auto condena y los catastróficos. Si cambiamos nuestras creencias dogmáticas esto nos lleva a una mejoría más estable y permanente.

Antonia Urrea

Psicóloga Colaboradora del Centre de Terapia Breve de Rafael Santandreu

Gratitud

Fuente: pinterest.com

Charla en Granada

Amigos,

el día 20 de Febrero a las 19:30 h estaré en la ciudad de Granada, dando una charla sobre mi último libro “Nada es tan terrible”. Concretamente será en el Centro Federico García Lorca de Plaza de la Romanilla.

Abrazooo!

Fuente: granadatur.com

Lo que tienes.

Mi abuelo decía…

Aquí os dejo dos de las frases favoritas que tenía mi abuelo. Dos conceptos que la gente de su época tenía siempre en mente y que precisamente le ayudaron a ser fuerte frente a la adversidad y aprovechar bien los años de bonanza. Dos ideas que pueden estar pasadas de moda, pero que es importante recuperar:
 
1. Lo que empiezo, lo acabo.
2. Lo que he dicho que haría, lo haré.
 
Fuente: ilprofessorefelice.altervista.org

Charla Huesca

El martes 29 de enero estaré a las 19,00h en la Fundación Ibercaja de Huesca, dando una charla sobre mi último libro “Nada es tan terrible”.
 
Entrada libre hasta completar aforo.
 
Abrazoo!
 
Fuente: foro-ciudad.com

Conseguir nuestros objetivos

Hola, amig@s!!

Hoy os dejo un texto muy interesante con consejos para lograr alcanzar nuestros objetivos. Espero que os guste.

Es muy común en esta época del año establecer nuevos propósitos que tenemos claro que queremos alcanzar: mejorar nuestros hábitos, cambiar la dieta, aprender un idioma, realizar tareas pendientes…En muchas ocasiones nos lo proponemos con mucho entusiasmo, pero con el paso de los días estos objetivos se quedan por el camino.

No siempre es fácil mantener la motivación de manera constante para poder lograr nuevos retos. Hay algunas pautas que pueden ayudarnos:

En primer lugar, elabora una lista de tus objetivos. Procura que estos sean alcanzables y lo más precisos posible. Si la meta es demasiado complicada, te desanimarás pronto. Es importante que seas consciente de manera realista de tu capacidad y eficacia para llevarlos a cabo.

Escribe a continuación las consecuencias que obtendrás si logras realizarlos y las emociones positivas que ello generará. Por ejemplo: “si dejo de fumar, mi salud mejorará, mi capacidad respiratoria aumentará, eso me hará sentir bienestar y satisfacción”.

Desglosa los objetivos principales en pequeños pasos, de menor a mayor dificultad, y concreta día, hora, lugar y otros detalles necesarios para llevarlos a cabo. Por ejemplo: “Para el objetivo de mejorar mi condición física, uno de los pasos será ir al gimnasio tres veces por semana, de 19h a 20.30h”. Cuanto más especifiques, más fácil de seguir será.

Anota en un calendario o en tu agenda las actividades que tienes que realizar para lograr tu objetivo y marca todo aquello que has cumplido. Si lo consigues, aunque consideres que es un paso pequeño, ¡refuérzate! Felicítate a ti mismo, cuéntaselo a alguien querido que sabes que se alegrará por ti.

No desistas a la primera de cambio. Si un día no cumples, ¡vuelve a empezar! No pasa nada si no has logrado hacer lo que te habías propuesto, eso nunca es un motivo para abandonar. Puedes volver a empezar una y otra vez, todas las veces que haga falta hasta que lo consigas.

Ten cuidado con las creencias rígidas y con el error del “todo o nada”: si en algún momento  no has podido cumplir lo que te habías propuesto en su totalidad, (por ejemplo: has ido menos tiempo al gimnasio del que tenías marcado o has ingerido alimentos poco saludables), ¡no lo tires todo por la borda! Mantén tu propósito y continúa prestando atención a tus avances.

No escuches a esos pensamientos irracionales que vendrán a decirte que no puedes, que ya lo harás otro día, que no vale la pena, que es más cómodo no hacer nada, que estás demasiado cansado/a… ¡Son irracionales e inútiles! No dejes que influyan en tu conducta, obsérvalos y déjalos pasar sin identificarte con ellos.

Ten paciencia con los resultados, no todo llega de manera inmediata, pero recuerda que todo aquello que te acerca a tu meta tiene un sentido para ti.

Como dice Rafael Santandreu, la mejor motivación para dejar los hábitos negativos es tomar consciencia de que al eliminarlos conseguiremos tener una vida más plena.

Helena Pérez Fuster

Psicóloga Colaboradora del Centro de Terapia Breve de Rafael Santandreu

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes