Bastantidad.

Siempre que hablo de <<bastantidad>>, la gente suele darme la razón en cuanto a los bienes materiales. Me dicen: <<Es cierto, Rafael, tenemos demasiadas cosas. Esta sociedad de consumo es una exageración>>. Pero frecuentemente no caemos en que la <<bastantidad>> también hace referencia a los bienes inmateriales.
 
En Occidente somos insaciables también en referencia a las virtudes, los amigos, la salud, el amor sentimental, la cultura, la extroversión, la necesidad de respeto, la libertad, la pasión vital, el entretenimiento… Es decir, muchas veces enfermamos más por exigirnos bienes inmateriales que por dinero o poder.
 
Nunca seremos personas psicológicamente sanas si nos permitimos más necesidades que las de tener la comida y la bebida del día. Si entramos en la dinámica de la insaciabilidad, tras satisfacer una de esas exigencias, vendrá otra y otra y otra, en un bucle sin fin. Ninguna de ellas, por virtuosa que parezca, cabe en la mente de una persona fuerte.
 
Fuente: mx.depositphotos.com

Deja un comentario

cinco − 5 =

Teléfono

+34 93 271 34 86 (Lunes a viernes de 9h a 20h)
+34 626 394 066 (Whatsapp)

Consultas en Barcelona, Madrid, Sevilla, Valencia, Bilbao y a distancia por Skype