Una forma de experimentar que la vida es maravillosa y que necesitamos muy poco para ser felices es afinar nuestra capaci- dad de apreciar lo pequeño. Es la práctica del wabi-sabi. Y es que se podría decir que la fortaleza emocional y la felicidad se hallan en las pequeñas cosas de la vida: una copa de vino, un artículo bien escrito, una siestecita después de comer, una ráfaga de aire fresco por la mañana…
rocío
 
Imagen sacada de: porque.es

Deja un comentario

veinte + dieciseis =

Teléfono

+34 93 271 34 86 (Lunes a viernes de 9h a 20h)
+34 626 394 066 (Whatsapp)

Consultas en Barcelona, Madrid, Sevilla, Valencia, Bilbao y a distancia por Skype