5 comentarios en “¿TE ATREVES A SOÑAR?

  1. Rodrigo Albizu

    Me ha parecido un video muy interesante. Refleja la realidad. Yo estoy en ese proceso de salir de la zona de comfort pero me llueven los miedos. Me voy automotivando día a día hablando conmigo mismo con mensajes positivos a veces delante de un espejo

    Responder
  2. Susana

    Muy bonito el vídeo, y muy motivante. Pero parece asumir que estamos preparados para el desafío. ¿Y si no estamos preparados? ¿Y si sale mal? ¿Y si es un tremendo fracaso?
    En mi trabajo me vi obligada a salir de mi zona de confort y de aprendizaje, para asumir responsabilidades para las cuales tendo dudas de estar bien preparada. Desde entonces siento ansiedad, mucho estrés y pánico.

    Responder
    1. Rafael SantandreuRafael Santandreu

      La ansiedad es una emoción que se sitúa en la línea fronteriza de la zona de confort e indica la zona de incertidumbre. Se trata, en muchas ocasiones de una emoción que indica el augurio de una catástrofe, o lo que nosotros atribuimos que puede ser una catástrofe. En realidad, tiene una misión, advertirnos de que se ha detectado algún peligro, como cuando se enciende un piloto en el panel de control de nuestro coche; pero en este caso nos advierte de que se está dando alguna incongruencia entre nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestras conductas. Nos avisa de que no estamos viviendo en función de lo que realmente queremos para nuestra vida. Es posible que tras la manifestación de la ansiedad encontremos pensamientos relacionados con: permanente crítica y queja, en lugar de apreciar las cosas buenas que tenemos, evaluar que estamos yendo en contra de nuestros principios, evaluaciones en torno a cosas que pasaron en el pasado o que pueden ocurrir en el futuro, concluir que estamos asumiendo más compromisos o actividades de los que somos capaces de llevar a cabo, etc. Es decir, nos advierte de que nos alejamos de nuestra esencia y que no estamos viviendo la vida que realmente queremos vivir.
      Existen varios remedios psicológicos para poner remedio a la ansiedad, como realizar afirmaciones positivas que orienten a tus pensamientos hacia una evaluación y juicio más justas de la situación, escribir tus preocupaciones en papel y mirarlas desde fuera y analizar su lógica, su probabilidad y su pragmatismo, ir a un terapeuta, practicar la meditación, hacer deporte, reeducar tu respiración, adquirir técnicas de relajación, etc.

      Responder
      1. Susana

        Muchísimas gracias por tu respuesta. Me ha hecho pensar un poco. Lo cierto es que no sé si no estoy viviendo la vida que realmente quiero vivir por causa de la angustia o porque he tomado decisiones forzadas por circunstancias externas que me alejan de lo que quiero ser. Supongo que lo primero es atajar la angustia y luego decidir.
        Aprovecho para decir que me he leído casi todos tus libros y que me han ayudado a salir adelante en momentos muy malos. Muchas gracias!

        Responder
    2. Rafael SantandreuRafael Santandreu

      Hola Susana,

      Por supuesto que estamos preparados para el desafío. Que pueda salir mal no implica que no estemos preparados ni mucho menos que sea un tremendo fracaso. Si sientes ansiedad probablemente sea porque estés pensando cosas del tipo: “voy a fracasar y va a ser terrible, no sé qué será de mi si sale mal, necesito este trabajo o las consecuencias en mi vida serán catastróficas,…” y cuando pensamos así estamos llamando a la ansiedad porque estamos dándole muchísima importancia a lo que nos traemos entre manos, cuando en realidad, la gran mayoría de los trabajos que realizamos no son importantes, es un trabajo, sin más. Si te equivocas, el planeta seguirá girando alrededor del sol y no tendrá lugar ninguna hecatombe nuclear,…
      Si te centras en dar todo lo mejor de ti, en poner toda tu energía y tu pasión en cualquiera que sea la tarea que realices, conseguirás estar al 100% en ella sin distracciones por lo que aumentarás la probabilidad de que las cosas salgan mejor pero aunque no fuera así, comprobarías que no es para tanto no acertar o equivocarse, en realidad no necesitamos hacer bien el 100% de las cosas todo el tiempo y en todas las áreas de nuestra vida.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes