Renuncia y sé feliz

La plena madurez emocional exige saber renunciar a todo —cuando toca—, dándose cuenta de que podemos ser inmensamente felices sin eso que hemos perdido.
 
ÉSA ES LA CLAVE.
 
Es precisamente cuando nos apegamos a un determinado bien, cuando nos hacemos neuróticos y débiles. ¡Ésa es la trampa de la infelicidad!
Fuente: picslook.com

Enlaces relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes