Propósitos

¡Hola amig@s!

hoy os dejamos un texto sobre las metas y propósitos que nos marcamos y cómo conseguirlos. Esperamos que lo disfrutéis.

Un abrazo,

Como decía Anthony Robbins: “establecer metas, es el primer paso para trasformar lo invisible en visible”. Y así es. Cuando no tenemos claro que queremos hacer con nuestra vida, cuando en un momento temporal concreto no nos decidimos por ninguna opción, os animo a centraros en un proyecto específico. Es decir, no divagar y elucubrar sobre lo que podría ser; sino marcarnos una línea específica que seguir.

En este sentido, cuando llega el año nuevo tenemos la tendencia a marcarnos lo que llamamos: propósitos. Y una buena idea sería especificar concretamente qué objetivo queremos conseguir. Hablo en singular. No valen ideas lanzadas al aire. Definamos un objetivo concreto. Y a partir de ahí, vamos a ir marcando pequeñas metas con la intención final de conseguirlo.

¿Qué conseguiremos con esto? Avanzar paso a paso. Dejar atrás en inmovilismo como consecuencia del agobio que nos produce querer alcanzar una meta tan lejana o difícil.

Os pongo un ejemplo: si mi objetivo es leer más, leerme un libro, no basta con coger uno al azar y lanzarse a ello. Sería una buena táctica, definir el género que me interesa y así moverme en ese ámbito; por ejemplo thriller. Una segunda cuestión a tener en cuenta, podría ser el volumen que ocupa este libro. Es decir, si hasta ahora no he sido muy aficionada a la lectura no tiene sentido escoger un libro de 500 páginas. ¡Qué tal si escogemos alguno más breve! Así podremos ir calentando motores. Como tercera meta, podemos plantearnos qué espacios tenemos disponibles para dedicarlos a lectura. ¿Sería lógico dedicar 2 horas al día? No. Al igual que antes, puedo iniciarme con media hora cada dos días o incluso con media hora al día, si así me lo puedo permitir. Por último, cada vez que acabe el tiempo y la lectura que me he propuesto, puedo hacer un mini-resumen. Esto me permitirá ir estableciendo el hábito de retener información, lo que hará que me involucre más en la lectura que me he propuesto. De esta manera, iré alcanzando mis mini-metas que harán que llegue a conseguir el objetivo final: leer.

Es importante no olvidar acompañar nuestro libro con un buen ambiente. Ahora en Invierno, calentito. También con un buen té, una luz tenue, un ambiente silencioso… ¡Ah! Y no olvidemos desconectar el móvil porque este será nuestro momento, nuestra historia.

Mariola Fernandez

Psicóloga colaboradora del Centro de Terapia Breve de Rafael Santandreu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes