NO al bullying

Cada vez más, los colegios introducen programas anti-bullying o de prevención del acoso escolar. Se trata de formaciones para aprender a ser amables y no acosar a nadie.
 
Los chavales se beneficiarían mucho si aprendiesen que:
 
a) Pueden escoger a sus amigos y rechazar a otros.
b) Lo mejor es basar esta selección en la madurez amorosa (la capacidad de dar amor).
c) Las personas nos enseñamos los unos a los otros a ser
mejores personas.
d) Pero si resulta muy difícil con alguien en concreto,
podemos rechazarlo.
 
Los profesores deben enseñar, una y otra vez, cómo se bromea de forma amable, haciendo una labor incansable, especialmente sobre los que tienen dificultades para aprenderlo, pero respetando e incluso fomentando el aislamiento de los acosadores (hasta que se decidan por formas amorosas de relación).
Fuente: ieslamagdalena.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes