Vulnerabilidad ¿sí o no?

Hola amig@s

Os invito a leer el siguiente texto acerca de la humildad y cómo esta actitud nos puede ayudar a ser mucho más felices .

Un abrazo!

Si puedes reconocer tu vulnerabilidad en la derrota
aprendiendo de la enseñanza y no viendo un fracaso
y aceptar humildemente tus victorias
viéndote en ellas como uno más entre todos,
tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella
y, lo que es más, ¡serás un hombre, hijo mío!

Rudyard Kipling

Esta cita nos enseña a normalizar los momentos en los que ganamos y perdemos, a no valorarnos más por el hecho de acertar o tener éxito o  valorarnos menos por fallar o perder.

Las personas somos valiosas por nuestra capacidad de amar y de hacer cosas valiosas por nosotros mismos y por los demás, independientemente de nuestros aciertos o errores. Todos, absolutamente todos, somos súper valiosos. Si vivimos los aciertos con humildad, no nos fustigaremos por los errores. Tu valor no está en el acierto o el fallo porque sea lo que sea, tu capacidad de amar está intacta. Si vemos las cosas desde esta perspectiva podremos reconocer nuestros fallos y mostrarnos vulnerables, podremos pedir ayuda o decir “no sé”, no necesitaremos mostrar una imagen positiva todo el tiempo, ya que no reside ahí nuestro valor ni nuestra fuerza. Mostrarse vulnerable es por tanto un signo de fortaleza emocional, no necesito hacer ver que soy perfecto en esto o lo otro para sentirme valioso, ni necesito que los demás tengan una opinión positiva de mi porque sé que todos poseemos el mismo valor.

vulnerabilidad Ana Mena

Ana Mena
Psicóloga colaboradora del Centro de Terapia Breve de Rafael Santandreu

A menudo buscamos las emociones en alucinantes escaladas al Himalaya, en intrépidos viajes a tierras exóticas… cuando nuestra vida cotidiana estállena de oportunidades de experimentar aventuras maravillosas, profundas e inspiradoras: resolver un problema familiar de una forma ejemplar, incrementar el amor en una relación trabajar para crear y recrearse a cada minuto.
 
No vale con inspirarse leyendo un libro durante unas semanas o esforzarse un par de días a ver qué tal: se trata de un cambio de paradigma crucial que nos costará adoptar quizá meses (o años, contando con alguna recaída). Pero, por supuesto, vale la pena: el premio es recuperar la cordura, la fortaleza y la sensibilidad hacia la belleza de la vida.
 
IMG_0100

Disney

Fuente: the-nicest-pictures.blogspot.com

En el documental “Cómo cocinar tu vida”, la genial cineasta alemana Doris Dörrie inmortalizó a Edward Brown (carismático monje budista que ha hecho famosos sus cursos de budismo culinario) enseñando zen a través de los fogones. Unos 20 alumnos de todas las edades siguieron uno de sus cursos de una semana de duración, como pinches de cocina con ansias de iluminación. Y es que haciendo magdalenas o un pudin de manzana se puede aprender a apreciar la vida.

Amig@s, el miércoles 26 de abril daré una conferencia en el casino de Salamanca. Será a las 20:00h en el número 11-15 calle Zamora.
Nos vemos allí.
salamanca
Fuente: rumbo.es

Un importante paso para conseguir asentar unos nervios sobre-excitados es comprometerse en el goce. En todo. ¡Basta de hacer las cosas mecánicamente! ¡Basta con cumplir o despachar! Dentro de poco estaremos muertos y este milagro que es la vida desaparecerá de nuestra vista. Miremos por la ventana ahora mismo: esa luz de ahí fuera no la volveremos a ver. ¡Éste es el momento de disfrutar!
ventana con vistas
 
Fuente: minube.com

En el mundo de la meditación —reflexión, visualización, oración o como queramos llamarlo— existen diferentes niveles de profundidad. Y el estadio más profundo es algo más que un razonamiento lógico, una comprensión o una convicción: es una experiencia interior.
 
Las visualizaciones cognitivas —o espirituales— más profundas son tan potentes que es bastante habitual acabar llorando de emoción. Incluso las personas menos dadas a mostrar emociones, cuando llegan a esos niveles, rompen en lágrimas como niños. Y eso es bueno. Nos indica que estamos experimentando emociones dulcemente desbordantes, y cada uno de esos momentos está dejando una huella en nuestra psique. Ésos son los psicofármacos más potentes que existen.
hermandad
 
Fuente: hermandadblanca.org

cargas

Fuente: pinterest.com

Cosecha

Fuente: frasesbonitasdeamor.info

Hoy en día, mucha gente realiza meditación budista de forma regular. Se levanta a las 7 de la mañana para sentarse sobre una estera y, con incienso en el ambiente, centran la atención en la respiración. O visualizan amor para con los suyos y para con el mundo.
 
Los meditadores afirman que esa práctica les renueva, les fortalece la mente y les pone en la senda de lo constructivo para el resto del día.
 
En mi consulta ensañamos a realizar ejercicios parecidos, pero basados en apreciar la belleza de nuestro entorno. La meditación que hacen mis pacientes consiste en un paseo por su barrio, con un MP3 con su música favorita, con la intención de disfrutar del sol, del colorido de los árboles, del aire fresco…
 
Anímate a practicar este tipo de ejercicios de una manera periódica y verás como cambia tu vida.
hongos
 
Fuente: listas.20minutos.es
  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes