Mi problema va a ser mi oportunidad

Si queremos convertirnos en campeones en la gestión emocional, el primer paso es aprender a aceptar la adversidad con alegría sabiendo que TODA situación ofrece una oportunidad para hacer algo fantástico.
 
Nosotros podemos hacer lo mismo: pensar que cualquier problema, de no arreglarse, se convertirá en fuel de una nueva vida futura mucho mejor.
 
A partir de ahora, en nuestra vida, podemos repetirnos frente a cualquier posibilidad de adversidad:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes