Las recaídas

Uno de los puntos importantes de la terapia cognitiva expuesta aquí es que la persona tiene que saber que va a tener recaídas. Es inevitable. Las recaídas son períodos de vuelta a la depresión, a la ansiedad o a la obsesión después de semanas o meses de mejora continuada. Las recaídas forman parte del proceso. Son como los trompicones y caídas de un niño que aprende a caminar.
 
Además, suele suceder que después de una recaída, viene una mejora más pronunciada. Efectivamente, los avances más significativos se dan justo después de una pequeña crisis en el curso del desarrollo de la terapia.
 
En el momento de la crisis, la caída siempre se vive como um traspié intolerable. A menudo, como un fracaso total, pero si perseveramos, comprobaremos que estamos progresando. Finalmente, el paciente se estabiliza entre lo que consideramos un nueve o diez en una escala de bienestar sobre diez.
 
¡¡¡ÁNIMO!!!

5 comentarios en “Las recaídas

  1. Carmen

    La verdad es que cuando aparece una recaída piensas que el problema no se solucionó como pensabas,pero cierto es que mejor aceptar la recaída y volver a insistir

    Responder
  2. Ana Blanca

    Rafa tengo que darte mil gracias por tu libro “El arte de no amargarse la vida” Aparte de ser muy práctico es súper entretenido y gracioso.. Lo necesitaba en mi vida.

    Responder
  3. Cristina

    Tuve algunas recaídas. Cada vez eran menos intensas. Entre otros motivos porque pensaba con más lógica.
    En aquellos momentos pensaba que estas líneas no eran para mí, pero actualmente todos esos pensamientos tan irracionales no tienen cabida en mi mente.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes