Historia Buda

Hola amig@s

Hoy os dejo un texto con una historia de Buda en la que se explica cuál es el funcionamiento más racional que podemos tener ante las personas que se pueden mostrar ofensivas con nosotros en algún momento.
Como veremos es tan sencillo como no aceptar esos insultos, como si se tratase de regalos que no necesitamos, entendiendo que son una muestra del malestar de la persona que los hace y no necesariamente una información útil para nosotros. Espero que os guste y os ayude a gestionar estas situaciones

Un abrazo!

“En una ocasión cuando Buda estaba predicando su doctrina, un hombre se le acercó y comenzó a insultarlo e intentar agredirlo pero Buda se mantuvo en un estado de imperturbable serenidad y silencio. Cuando hubo terminado su acción, se retiró.
Un discípulo que se sintió indignado por los insultos que el hombre lanzó contra Buda le preguntó porqué dejó que lo maltratara y lo agrediera.
A lo que Buda respondió con segura tranquilidad: -“Si yo te regalo un caballo pero tú no lo aceptas ¿de quién es el regalo?”
El discípulo contestó: -“Si no lo acepto, sería tuyo todavía”.
Entonces Buda respondió: -“Bueno. Estas personas emplean parte de su tiempo en regalarme sus insultos, pero al igual que un regalo, yo elijo si quiero aceptarlo o no. Los insultos son como regalos: si lo recoges, lo aceptas; si no lo recoges, quien te insulta se lo queda en sus manos. No podemos culpar al que insulta de nuestra decisión de aceptar su regalo. Por esa misma razón, esos insultos son para mí como un regalo que elijo no recoger. Simplemente los dejo en los mismos labios de donde salen.”

historia buda Magdalena

Magdalena Saenz
Psicóloga colaboradora del Centro de Terapia Breve de Rafael Santandreu

10 comentarios en “Historia Buda

  1. María Isabel

    Me encanta la reflexión, faltaría llevarlo a la práctica. Una buena filosofía que por supuesto la voy a aplicar. Muy buenos tus libros…Saludos.

    Responder
  2. eva

    pues si (sabías palabras ) . sí un insulto sale de una persona en momento neurotico al final el sentimiento negativo lo vive la persona que espresa el insulto . mirando desde el corazón no te hace daño .

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes