El estrés en el trabajo

Hola amig@s

Esta semana os dejo un texto muy interesante sobre un tema muy común: el estrés en el trabajo. Veremos cómo se produce y cómo podemos afrontarlo desde el punto de vista de la psicología cognitiva. Espero que os guste!

Un abrazo!

Vivimos en un mundo en el que el estrés laboral está a la orden del día. Quien más, quien menos, en sus círculos más cercanos, conoce casos de conocidos, amigos o familiares que padecen de este mal de la mente.  Desde la psicología cognitiva sabemos que no son las condiciones laborales en sí las que realmente nos generan las emociones desadaptativas (ansiedad, frustración y estrés), sino que somos nosotros con nuestro dialogo interno los que realmente nos provocamos esas emociones tan poco prácticas.

En el fondo de nuestra mente, nos decimos: “Esto que me está pasando es totalmente injusto y no debería ser así…¡No puedo soportar que sea así!”, “si la cago en el trabajo sería fatal y… ¡No puedo soportar que eso pase!”, etc.

De nuevo, nos exigimos demasiado. Nos ponemos el listón muy, muy alto y claro… Ahí no hay quien llegue… Y es que, reconozcámoslo, no estamos en la era del estrés laboral, estamos en la era de la NEURA laboral. Nos tomamos esto demasiado en serio, tan en serio que creemos que nuestra vida va en ello. Entonces ¿Cuál es la solución? ¿Qué alternativas nos plantea la psicología cognitiva y la ciencia actual? Está claro, la solución está en que hay que tomárselo menos a pecho. La solución está en tomárselo menos en serio y empezar a jugar en el trabajo.

Cuando jugamos, nos quitamos la presión de encima diciéndonos: “Si fallo, pues lo vuelvo a intentar y no pasa nada”, “si la cago, sólo será un error más en mi lista de errores personal, de la cual he aprendido mucho”, etc. Si somos un poco científicos, nos daremos cuenta que los errores en el trabajo son algo frecuente, algo que ocurre sí o sí. Por lo tanto, si es normal, no puede ser terrible. Errores en el trabajo, errores en la vida, errores, errores y más errores ¡Bienvenido al club de los fallones! 

Además, desde un enfoque práctico, jugar en el trabajo sólo tiene ventajas. Porque cuando nos quitamos el miedo al error y empezamos a estar menos presionados es cuando sale nuestro máximo potencial. Esto se puede ver en innumerables modelos que, habiéndose quitado la presión, funcionan la mar de bien y sus cabezas están absolutamente libres de presión. Sólo basta fijarse en aquellos compañeros y amigos que viven libres de presión. Igual ni ellos lo saben, pero en su día a día mantienen una actitud de juego frente a la vida y claro ¡Así piensan, así sienten y así actúan!

Antonio Soto
Psicólogo colaborador del Centro de Terapia Breve de Rafael Santandreu

6 comentarios en “El estrés en el trabajo

  1. MAGDALENA GARCÍA ARIAS

    ME GUSTARÍA QUE TRATARAS ALGUNA VEZ EL TEMA DE LOS PROFESORES DEPRIMIDOS POR LA INDISCIPLINA EN LAS AULAS.

    Reply
    1. Rafael SantandreuRafael Santandreu Post author

      Hola Magdalena!
      Gracias por el comentario. Lo podemos contemplar como tema de una charla. Aunque ten en cuenta que la indisciplina en las aulas es incómoda e inconveniente, pero lo que deprime es lo que nos decimos mentalmente acerca de esa indisciplina. Estaría bien cambiar un poco ese diálogo interno, hacerlo más flexible.
      Un abrazo!

      Reply
  2. Ire

    Lo que me pasa frecuentemente es que trato de pensar positivamente ante cualquier reto laboral, pero luego la negatividad o estrés de mis compañeros de trabajo termina matando mi determinación de dar lo mejor y entonces ¡pum! Aparece mi ansiedad y mi mente empieza a pagarse de negatividad y pierdo concentración.

    Reply
    1. Rafael SantandreuRafael Santandreu Post author

      Hola Ire,
      Perservera en tu determinación de dar lo mejor, y recuerda que no nos altera la negatividad o estrés de nuestros compañeros sino lo que nos decimos acerca de ello!
      Un abrazo!

      Reply
  3. sandra

    Y cuando esa presión no se,refiere a los errores en el trabajo ,sino a la actitud ante los compañeros de,trabajo que no cumplen sus,responsibilidades? Poco a poco esas actitudes te van quemando el.día a día y eso es lo.que me pasa a mí!no sé como gestionarlo.

    Reply
    1. Rafael SantandreuRafael Santandreu Post author

      Hola Sandra,
      Cambia aquello que puedas cambiar y si no es posible tratamos de aceptar y asimilar que no podemos cambiar ciertas actitudes de los demás pero si la mirada hacia aquellas conductas que nos “queman”. Céntrate en tu trabajo y en dar lo mejor de ti misma.
      Un abrazo!

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes