No agobiarnos con los compromisos sociales

Hola amig@s,

Os dejo un texto que habla sobre los compromisos sociales y cómo manejarlos para que no nos agobien en nuestro día a día. Espero que os guste.

Es bastante habitual que nos sintamos “obligados” a hacer cosas por quedar bien con los demás, pero si no sabemos gestionar estas situaciones podemos acabar saturados o desbordados. Vamos a ver qué podemos hacer para que esto no ocurra.

Solemos llamar compromisos a las situaciones en las cuales nos sentimos en la obligación de hacer algo por temor a quedar mal. ¿Quién no ha ido a un cumpleaños por este motivo? ¿A una boda? ¿Ha participado en un regalo que no quería? ¿Ha ido de viaje cuando no le apetecía?…La mayoría de nosotros lo hemos hecho. El problema no es hacerlo, sino sentirte mal porque te sientes obligado, lo cual hace que no lo disfrutes y acabes con malestar por no saber decir no.

La realidad es que nadie nos obliga a cumplir con estos compromisos, son nuestras creencias  las que nos exigen quedar bien con todo el mundo. El miedo irracional a quedar mal con los demás puede obligarnos a hacer siempre lo que ellos esperan de nosotros y saltarnos nuestros propios deseos, lo cual a largo plazo nos puede generar síntomas de ansiedad, depresión o enfado con nosotros mismos y con los demás.

La clave para que esto no ocurra está en encontrar un equilibrio entre quedar bien con los demás y con nosotros mismos. Y para ello es fundamental tener claras algunas ideas:

– saber que tenemos todo el derecho a decir “no” y a decidir hacer algo diferente a lo que se espera que hagamos

– aceptar que los demás pueden molestarse cuando les decimos “no”  y que pueden enfadarse por ello; no podemos pretender que todo el mundo esté de acuerdo con nuestras decisiones (y viceversa)

– saber que no podemos contentar a todo el mundo ni satisfacer sus expectativas, es imposible, por lo que no vale la pena sufrir constantemente por un objetivo claramente inalcanzable Si cambiamos nuestras creencias irracionales por otras más flexibles y realistas nos liberaremos de muchas de estas presiones sociales y seremos más felices.

María Ballester

Psicóloga colaboradora del Centro de Terapia Breve de Rafael Santandreu

Enlaces relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes