Afrontando el cáncer

Hola amig@s,

hoy os traemos un texto muy interesante para afrontar el cáncer y poder ir asimilando todos los cambios que nos vamos a encontrar. Espero que os sea de ayuda

Un abrazo!!

Cuando nos diagnostican un cáncer en algunas ocasiones vamos a experimentar una mezcla de emociones, en algunos casos se pueden experimentar emociones vinculadas al miedo, rabia, culpa. Es una reacción completamente normal y humana delante de la incertidumbre que se nos presenta y vamos a necesitar un tiempo para asumir lo que nos está sucediendo.

Afortunadamente los avances en materia de investigación son espectaculares y podríamos decir que cada vez avanzamos más en buenos resultados en la prevención, tratamiento y recuperación de las personas afectadas. Según los datos recogidos en la investigación realizada por la Asociación Española Contra el Cáncer 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 2 hombres desarrollarán cáncer en España. Gracias a la investigación, la supervivencia en cáncer se ha incrementado un 20% durante los últimos 20 años. Esta mejora en los resultados proviene del desarrollo de nuevas herramientas de diagnóstico precoz y tratamientos más específicos y eficaces para cada persona.

Al inicio de esta etapa vamos a necesitar un tiempo para ir asimilando los cambios que se van produciendo en nosotros y en nuestro entorno. A medida que vamos aceptando el cambio, nos resituamos y vamos encontrando la manera de continuar con nuestro día a día, realizando modificaciones y encontrando nuevas maneras de vivir nuestras vidas. En este terreno podemos ir actualizando nuevas habilidades y cambios en nuestras creencias de vida. Con el tiempo encontraremos una creencia nueva o distinta, una nueva manera de percibir que permita vivir nuestra cotidianidad.

Sugerencias para ir conviviendo y afrontando este proceso y cambios:

– Informarte a nivel médico sobre el tipo de cáncer y el tratamiento. Pregunta a tu médico sobre tus dudas para así poder despejarlas y buscar posibles soluciones al malestar físico.

– Permítete expresar tus emociones de forma genuina. Pon en cuestionamiento la tiranía del “debería” o “tendría” que nos llevan a exigirnos tener una actitud positiva. La tristeza, el miedo o la ira son emociones que pueden aparecer en algunos momentos. En vez de taponarlas, es conveniente manejarlas, reorientarlas hacia otro territorio. Por ejemplo, si hoy necesito descansar me lo permito, ya habrá otros momentos para realizar otro tipo de actividades. Hay momentos en los que nos vamos a poner en contacto con nuestra vulnerabilidad y la vulnerabilidad forma parte del ser humano. Hay diferentes maneras de expresar las emociones. Una de ellas es hablar con otras personas, amigos, familiares, personas que están o han estado en la misma situación y que nos puedan indicar que les ha ayudado para afrontar la situación.

– Piensa en aquellas cosas que te hagan sentir bien y pon las en práctica. Practica el autocuidado, dedícate un espacio para ti, para tu bienestar. También es recomendable seguir una dieta equilibrada y saludable, así como practicar algún tipo de ejercicio suave, siempre bajo recomendación médica.

–  Pide ayuda cuando lo necesites. Busca apoyo de tu entorno, comparte tus miedos, inseguridades, y también los avances que están teniendo lugar en tu proceso. Celebra cada paso, todo avance es positivo por muy nimio que pueda parecer.

Y para acabar me gustaría rendir un homenaje a todas aquellas personas que han estado o están afrontando esta etapa, y animarlas a continuar en su camino de mejora física, mental y emocional.

Antonia Urrea

Psicóloga Colaboradora del Centro de Terapia de Rafael Santandreu

Un comentario en “Afrontando el cáncer

  1. Cristina

    Muchas gracias!
    Yo lo tuve dos veces y el cancer se llevó a mi madre y compañeras de habitación…

    Yo soy de las que preguntaban pero me callaban..
    La sociedad tiene q saber que nuestra curación e integración lleva mucho tiempo. Aún hay gente que te rechaza, mucho más de lo que nos creemos!

    Yo aproveché la ensatancia para explicar el día a día de todo el proceso a través de YouTube, mostrando y explicando absolutamente todo de un transplante de médula. Fue divertido, entretenido y ayudé a mucha gente que desconocía lo que pasaba detrás de la puerta y por supuesto me ayudé a mi misma.

    Los que estáis en proceso tened presente que somos muchos los que sobrevivimos y volvemos a quejarnos de estupideces, sólo que ya no estamos en el hospital. Solo veis a los q están malitos pero el resto estamos también, esperándoos aquí fuera con todo el amor!!!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes