En un mundo ideal el mayor objetivo de la educación sería enseñar <<calidad humana>>: cómo ser mejor persona, cómo entablar relaciones de amor y colaboración entre los demás. Sin duda, ésa sería la asignatura principal, a mucha distancia de todas las demás.
 
El segundo objetivo sería enseñar a los niños a apreciar <<el saber>> como herramienta para el bien común, para divertirse, no para competir. Por lo tanto, toda enseñanza debería ser opcional.
 
¿No sería ésta una escuela maravillosa?
 
Fuente: youtube.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes