Una de las realidades que con mayor frecuencia nos negamos a aceptar es la enfermedad. Es un tema muy importante porque, tarde o temprano, se hará presente en nuestra vida poniendo a prueba nuestra madurez emocional.
 
De hecho, es esencial entender que la salud no es tan importante como creemos por varias razones:
 
a) Para no terribilizar sobre la enfermedad y obsesionarse con la salud.
b) Para afrontar la enfermedad con optimismo cuando nos toque.
c) Para reajustar nuestro sistema de valores general.
 
Fuente: significado.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes