En una ocasión Buda se encontraba a punto de ser asesinado por el famoso bandido Angulimala. Con la espada en el cuello, dijo:
—Concédeme un último deseo: corta esa rama.
Angulimala le dio un fuerte tajo a la rama, que cayó estrepi- tosamente.
—¿Y ahora? ¿Ya estás dispuesto a morir? —preguntó el bandido.
—Sólo una cosa más: ponla de nuevo en el árbol, por favor. El bandido estalló en carcajadas:
—¡Estás loco si piensas que se puede hacer eso!
—Al contrario: el loco eres tú, pues piensas que destruir te
hace poderoso. Despierta y comprende que las grandes personas son sólo aquellas capaces de crear.
rama arbol
 
Fuente: hdfondos.eu

Enlaces relacionados

3 comentarios en “

  1. Juan

    Todo se vé bien de una perspectiva de una vida norrmal pero cuando la vida te dá es dura y estás en un internado, el sistema te pisa no es solo amargarse hay que ser de otra pasta para soportarlo; gracias a la compañera que tengo a mi lado y ahora sus libros Rafael me ayudan bastante, muchas gracias …

    Responder
    1. Rafael SantandreuRafael Santandreu

      Hola Juan!
      Es cierto que a veces la vida está llena de circunstancias muy adversas, y eso nos lo pone más difícil. Pero cuando no podemos cambiar esas circunstancias, es muy interesante aceptarlas y afrontarlas con una actitud abierta. Eso no nos dará una felicidad absoluta, pero mejorará en gran medida nuestra vida.
      Un abrazo!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes