Cuando uno se adentra en los terrenos de la racionalidad capta que la vida es hermosa y que nosotros, los seres humanos, tenemos una capacidad enorme para apreciarla.
Cuando alcanzas un nivel de bienestar emocional profundo puedes extasiarte ante el brillo de los rayos del sol en una mañana de primavera, las formas rectangulares de un edificio hermoso, un gesto cariñoso de alguien por la calle… Es el momento en el que uno está genial en su propia piel y en este mundo.
elsolentrelosarboles
 
Imagen sacada de: imagui.com

Enlaces relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes