La justicia es un bien interesante, pero no deja de ser una invención del ser humano. En la naturaleza no existe la justicia. Por lo tanto, algo que no existe salvo en nuestra mente no puede ser esencial.
Un mundo demasiado regulado sería un mundo sin espontaneidad. Cuando tratamos de conseguir justicia en nuestras relaciones, nos frustramos porque lo que es justicia para mi es posible que no lo sea para ti.
La justicia es un medio para lograr un fin: la feilicidad. Nunca al revés. Dicho de otra forma, la justicia está por debajo de la felicidad. Cuando la justicia me impida ser feliz, es mejor dejarla estar.
Los profesionales de la justicia, jueces y abogados, son los que más relativizan el concepto. Suelen decir: <<Es mejor un buen acuerdo que la posibilidad de una gran victoria>>. Constantemente negocian con la justica porque perseguir esa quimera sería de lo más absurdo: perderíamos la felicidad en el camino. De todas formas nunca la alcanzaríamos; al contrario, nos cortocircuitaríamos en el proceso, ya que la justicia completa no encaja en este universo.
justicia
Imagen sacada de: español.istockphoto.com

2 comentarios en “

  1. Luis Bernardo Pérez

    Soy un gran seguidor de Rafael Santandreu y de la terapia cognitiva en general. He leído (y releído) sus libros con gran provecho. Sin embargo, ocasionalmente me topo con reflexiones suyas que me sorprenden por su ingenuidad. Por ejemplo, esto que dice sobre la justicia, en particular la frase: “En la naturaleza no existe la justicia. Por lo tanto, algo que no existe salvo en nuestra mente no puede ser esencial.” ¡Caray! Hay muchas cosas que no están en la naturaleza (sólo en nuestra mente) y sin embargo, son esenciales. Porque el ser humano no es sólo “natura”. Es algo más, es “cultura”. Esto último es lo que nos define. Somos también razón, autoconciencia, creatividad, anhelo de libertad… A diferencia del resto de los seres de la naturaleza, nosotros buscamos un sentido a nuestra vida y eso no está en la naturaleza; sólo en nuestra cabeza. Valores tales como la justicia son, en mi opinión, mucho más que “bienes interesantes” o “quimeras” ; son bienes fundamentales; sin ellos no hay humanidad posible ni verdadera felicidad. No hay justicia perfecta, pero tampoco felicidad perfecta.

    Responder
    1. Rafael SantandreuRafael Santandreu

      querido Luís,

      La idea es que puedo preferir justicia pero no exigirla, porque muchas veces no nos pasarán cosas justas y no será terrible. Es normal.
      Procuraré arreglar la injusticia como pueda, si es lo que deseo, pero sin la exigencia. Así lo llevaré mejor.
      Un abrazo y gracias por tu aportación!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes