20.000 adversidades

A lo largo de nuestra vida, todos tenemos que asumir un montón de incomodidades y pequeñas adversidades. ¿Cuántas? Podemos calcularlo. Según un reciente estudio, las personas nos topamos diariamente con 23 frustraciones: hay un atasco de tráfico, se nos quema la comida, el jefe nos pega un rapapolvo inmerecido, el niño trae una nota del profesor por mal comportamiento… En toda una vida, eso hace un total de unas 20.000 adversidades.
 
Pero la buena noticia es que, prácticamente, ninguno de estos problemas es realmente relevante. En verdad, todos esos miles de inconvenientes NO TIENEN PODER PARA AMARGARNOS LA VIDA, a no ser que se lo otorguemos. Simplemente, lo que podemos hacer es asumir de antemano que esas adversidades forman parte del guión. Digamos que hay que meterlas en el presupuesto general y no preocuparse más de ellas.
galletas
 
Fuente: comida.uncomo.com

 
Hace años, unos investigadores llevaron a cabo un curioso estudio para evaluar la capacidad de los niños para soportar las frustraciones. Su hipótesis era que los niños que aguantaban mejor las situaciones de malestar tenían una psicología diferente: eran más fuertes y, luego, se convertían en adultos más sanos y capaces.
 
Este estudio, además de confirmar la hipótesis inicial, añadió más informaciones útiles: los niños con alta resistencia a la frustración eran mentalmente equilibrados, no sólo durante su niñes, sino también durante su etapa adulta. Y no sólo eso: también eran más agradables en compañía de otros niños y más abiertos a nuevas experiencias.
 
Este experimento demuestra algo que todos hemos comprobado en nuestra vida cotidiana: tener tolerancia a la frustración es una de las habilidades esenciales de las personas. La tolerancia a la frustración nos permite disfrutar más de la vida, ya que no perdemos el tiempo amargándonos por las cosas que no funcionan.
 
Aunque sea una habilidad que principalmente se adquiere en la infancia, también se puede aprender. Como siempre, la clave está en CAMBIAR NUESTRA MANERA DE PENSAR.
nino-rabieta-frustracion-p
Fuente: guiainfantil.com

Bienvenida soledad

Hola amig@s

El texto de hoy habla sobre algo muy importante para nuestro bienestar emocional: el saber estar solos. Si aprendemos a hacerlo conseguiremos ser personas más felices y disfrutaremos con mayor plenitud tanto de los momentos de soledad como de los de compañía. Espero que os guste!

Un abrazo!

En algunos casos , cuando hablamos sobre la soledad la mirada  que depositamos  sobre ella es de una visión catastrófica y terrible: “No soporto esta soledad”. En algunos momentos la percibimos  como algo muy molesto, algo que no nos gusta y tendemos a huir de ella, evitarla. Si bien las personas necesitamos sentirnos acompañadas en momentos de nuestra vida, también es posible entenderla como algo consustancial al ser humano . Saber estar solos, aprender a estar solos es un paso hacia el crecimiento personal y un avance hacia nuestro bienestar. Para estar a gusto con ella es esencial que percibamos que el problema no es la soledad en si, sino lo que nos decimos acerca de ella, que significado le damos. Es interesante prestar atención a cual es nuestro dialogo interior acerca de ella ¿ La soledad es algo terrible?¿Estoy realmente solo en este mundo? para poder revisarlas y cambiarlas  por otro tipo de  creencias  con otros significados y percibir la soledad como algo molesto pero no terrible y cambiar  la mirada sobre ella. Si debatimos las ideas acerca de estar completamente solo en este mundo y buscamos argumentaciones en contra de estos pensamientos vamos comprobando que tenemos suficientes recursos  para gestionarla . Es aconsejable darle la bienvenida a estos momentos de estar solo, así vamos verificando que  podemos pasar esos momentos solo con nuestra propia compañía, y pensar en ella como un tiempo fantástico de recapitulación, de planificación de nuevas aventuras vitales. Estar solo es como borrar la pizarra para disponerse a llenarla de actividades gratificantes, seleccionando cuidadosamente lo que queremos hacer y a quién queremos ver. Abrirnos a relaciones con otras personas que tienen otra manera de ver la vida, el mundo y con diferentes formas de pensar ¡¡En este mundo hay un sinfín de personas interesantes por conocer !! En primer lugar  trabajaremos para estar  bien con nuestra propia compañía para después abrirnos al otro, al mundo.

soledad Antonia

Antonia Urrea
Psicóloga colaboradora del Centro de Terapia Breve de Rafael Santandreu

fortalecerte

Fuente: elias-consejosyautoayuda.blogspot.com

Queridos amig@s, el día 6 de marzo a las 18:00 horas, estaré en el salón de actos de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de LLeida que está situada en el número 2 de la calle Anselm Clavé.
Si queréis asistir impartiré una charla sobre mi último libro “Ser Feliz en Alaska”.
Allí nos veremos
Camara-Comercio_LLeidaLLeida
 
Fuente: teinteresa.es

zona-de-confort

Fuente: feelthebrain.me

muerto

En el mundo de la meditación —reflexión, visualización, oración o como queramos llamarlo— existen diferentes niveles de profundidad. Y el estadio más profundo es algo más que un razonamiento lógico, una comprensión o una convicción: es una experiencia interior.
Las visualizaciones cognitivas —o espirituales— más profundas son tan potentes que es bastante habitual acabar llorando de emoción. Incluso las personas menos dadas a mostrar emociones, cuando llegan a esos niveles, rompen en lágrimas como niños. Y eso es bueno. Nos indica que estamos experimentando emociones dulcemente desbordantes, y cada uno de esos momentos está dejando una huella en nuestra psique. Ésos son los psicofármacos más potentes que existen.
meditacion
 
Fuente: rincondeltibet.com

El Efecto Violación de la Abstinencia (EVA)

 

Hola amig@s,

El texto de hoy habla sobre un fenómeno psicológico muy interesante que ocurre cuando nos saltamos algún objetivo o meta previamente establecido y nos sentimos mal por ello. Espero que os guste.

Un abrazo!

El Efecto Violación de la Abstinencia (EVA) es un fenómeno psicológico que fue descrito por los psicólogos Marlatt y Gordon entre los años 80 y 90, en sus estudios de porque las personas recaían cuando intentaban dejar una adicción a una droga.  Para entenderlo pongamos un ejemplo aplicado a otro ámbito distinto al de las drogodependencias. Imaginemos que nos planteamos seguir una dieta, vegetariana pongamos por caso, con la promesa de poder bajar de peso y llevar una vida más saludable. Gracias a nuestra persistencia logramos estar una semana seguida bajo los principios de una dieta vegetariana bien elaborada. Pero llega el octavo día, y a la hora de pedir el segundo plato nos decidimos de manera irreflexiva por un entrecot que nos ha cautivado. El placer deja paso al poco tiempo a la culpa por haber roto nuestro compromiso con la dieta. Llega la noche y a la hora de la cenar optamos por dar por finalizado el camino hacia unos mejores hábitos alimenticios.

¿Que ha ocurrido en este ejemplo? La persona se había establecido como meta hacer dieta pero su comportamiento en una ocasión ha ido en la línea contraria. Ante la incongruencia y el malestar subsiguiente entre lo que uno se había propuesto hacer y lo que realmente ha hecho, decide reducir su disonancia abandonando al primer fallo. Si lo pensamos bien, es un único fallo, casi inevitable en el aprendizaje de algo nuevo. Pero la idea de que debemos mantener una coherencia constante y asfixiante nos acaba abocando al fracaso.

Desde la óptica de la Terapia Cognitiva, la decisión de cambiar un hábito puede ser muy beneficiosa…siempre y cuando no sea vista como una necesidad irracional! Sino, cuando tengamos una caída, no sabremos aceptarlo como parte del proceso de cambio y seguir practicando de manera natural.

EVA Miguel

Miguel Jabalera
Psicólogo colaborador del Centro de Terapia Breve de Rafael Santandreu

Hoy os traigo un ejemplo de superación!

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes