REFLEXIONES DE MÓNICA: NO CENSURES TUS EMOCIONES!!!!

Nuestros padres, nuestra educación, nuestro entorno han influido  en nuestras creencias nucleares, en nuestra filosofía de vida. Muchos de nosotros hemos recibido una educación muy rígida que nos enseñó a disimular nuestras emociones. El aparentar ser fuertes!!!, esa fue una de nuestras enseñanzas.

Por eso muchas veces nos cuesta reconocer que de tan en tan podemos tener alguna emoción insana, puesto que por nuestras creencias el tener emociones insanas sigue siendo un signo de debilidad. Entonces nos hemos hecho expertos en disimular nuestras emociones, nos hemos hecho expertos en sentir una cosa pero aparentar y expresar otra.

Hoy he ido a un entierro de un familiar muy cercano,  era un tío mío  ya muy mayor, ha sido muy curioso, todos nos hemos emocionado puesto que hemos pasado mucho tiempo con él, pero casi todos buscábamos la manera de disimular nuestras emociones para hacer ver que estábamos enteros y serenos. ¿Por qué hacemos esto?.

 En el fondo nos importa muchísimo la opinión que tienen los demás de nosotros  y pensamos que si manifestamos libremente nuestras emociones los demás nos van a ver como personas débiles, queremos dar la imagen a los demás de que somos fuertes y perfectos. Pero no es sólo cosa de la imagen hacia los demás, nosotros con nosotros mismos somos en ocasiones megarígidos y no nos permitimos sentir las emociones que sentimos. Nos censuramos a nosotros mismos nuestras propias emociones. En ocasiones nos sentimos culpables por sentir las emociones que sentimos. Es lo que a veces ya hemos tratado aquí, la importancia del a,b,c secundario. Se nos olvida y no nos acabamos de creer que nuestro valor como persona no depende de las emociones que sentimos. Yo no soy lo que pienso ni tampoco soy lo que siento. Mi esencia es algo más no depende de que yo sienta emociones sanas o insanas…

Esto nos lleva a situaciones a veces surrealistas como la que he vivido hoy, es muy habitual el llorar en los entierros puesto que somos conscientes de la pérdida, sin embargo hasta en un entierro nos cuesta manifestar con libertad nuestras emociones!!, aunque sean emociones sanas como la tristeza y a mí me ha pasado hoy!!

El aparentar controlar nuestras emociones no nos va a dar un valor añadido como personas, todos somos personas valiosas y nuestro valor no se mide por las emociones que yo siento. Por lo tanto dejemos de censurar nuestras emociones y vamos a permitirnos el sentir esas emociones sean sanas o insanas. No vamos a cuestionar esas emociones!!, está bien dar importancia a los pensamientos y si trabajamos los pensamientos podremos modificar nuestras emociones… Pero conectar con nuestras emociones y no vivir a espaldas de ellas también es muy importante para nuestro cambio. Vamos a dejarnos sentir, no va a pasar nada, podemos soportar esas sensaciones, no somos menos como personas por sentirlas y guardemos el látigo de la culpa.

La garantía de no volver a sentir emociones insanas no nos la va a dar nadie, por lo tanto vamos a permitirnos sentir tanto las emociones sanas como insanas y luego ya veremos lo que trabajamos o dejamos de trabajar, pero el primer paso es SENTIR y no tapar. Se da la circunstancia de que cuando tapamos no hacemos más que engañarnos a nosotros mismos. Siento esa emoción insana y la tapo, la disimulo como sea para no sentirla y para que no se note, sin embargo el pensamiento, la creencia nuclear que me está provocando esa emoción insana sigue estando ahí y llego a la situación de no hacer el cambio de pensamiento y a más a más censurar mi emoción real. Desde luego que los seres humanos somos increíbles!!!

Ya estamos desde hace muchos años en Democracia, así que fuera CENSURAS y el primer paso es permitirnos a nosotros mismos  SENTIR.

Un beso a todos,

Mónica

REFLEXIONES DE JULIO: LA LECCIÓN


En aquellos días de principios de los 90 todo el mundo en nuestro barrio hablaba del nuevo centro de desintoxicación que iban a construir al lado de nuestra casa.

La mitad de los vecinos estaban cabreadísimos con miedo y la otra mitad tenía mucho miedo sin cabreo. Yo como era pequeño, solo escuchaba, sin saber muy bien que pensar. Oía quejas y críticas y todos hablaban del Apocalipsis que se nos venía encima… y yo comenzaba a tener miedo. Porque el miedo, igual que el odio, es muy contagioso. Mi vecina de al lado y madre de mi mejor amigo, decía algo así como;

-          Ese centro va a traer drogadictos, delincuentes, borrachos… que miedo que miedo, no vamos a poder salir de casa, ¿por qué lo traen aquí? ¿Es que no vamos a poder vivir nunca en paz?

Yo oía esto y me asustaba ¿Nos robarían? ¿Nos secuestraría? ¿Nos matarían? ¡Aquellos drogadictos eran gente muy peligrosa!

Entonces escuchaba a mi madre y me tranquilizaba un poco;

-          ¿Y que quieren hacer con esos chicos? Habrá que apoyarles. No entiendo a nuestros vecinos. Si cualquiera de nuestros hijos puede caer en la droga. ¿No debemos apoyarles?

Con estas palabras mi madre inconscientemente, sin saberlo, sin darse cuenta, me estaba transmitiendo la mayor lección de mi vida, y no era solo la lección de que hay que apoyar al otro, no, era algo más. Mi madre, en el fondo, me estaba diciendo lo más básico para la vida y para con el otro;

-          No tengas miedo hijo, no tengas miedo.

REFLEXIONES DE PILAR G: EL GENIO INSATISFECHO

Hace ya un año que el mejor guitarrista flamenco de todos los tiempos, Paco de Lucía, nos dejó. El maestro confesó en una ocasión que estaba muy descontento con su vida porque siempre veía lo malo y jamás lo bueno. Según él, si una cosita de uno de sus discos no estaba bien, el disco entero no valía nada, él no sabía tocar y ni siquiera merecía la pena tocar.

Alguna vez le he escuchado contar una anécdota que refleja muy bien el alto nivel de autoexigencia que tenía. Al parecer, un día viajando en su coche, de repente oyó a alguien tocando la guitarra por alegrías, en ese momento pensó: “¡Qué bien toca ese tío!”, al instante reconoció que era él quien tocaba y automáticamente dejó de gustarle tanto.

El artista aseguraba que en lugar de haber grabado veintitantos discos, hubiese preferido grabar uno solo a lo largo de toda su vida para ir mejorándolo poco a poco y que al final estuviese perfecto.

Él mismo reconocía que su ansia de perfección era enfermiza y que sufría muchísimo por ello. La necesidad de que cada uno de sus trabajos fuese perfecto le provocaba un permanente estado de ansiedad e insatisfacción; como muy bien afirmaba: “Es fácil tocar para saciar el hambre, pero cuando se trata de saciar el espíritu es muy difícil porque es insaciable”.

Si esta figura del flamenco se hubiese liberado de la necesidad de perfección, habría disfrutado muchísimo más de su trabajo y se hubiera ahorrado un sufrimiento innecesario.

Empeñarnos en realizar las cosas de manera perfecta es una meta imposible que nos genera ansiedad y depresión. Es mucho más saludable y realista tratar de hacerlas de la mejor manera posible y disfrutar del proceso, pero sin obsesionarnos con el resultado. Además, paradójicamente, cuanto más disfrutamos haciendo las cosas y menos nos centramos en obtener buenos resultados, mejores son éstos.

https://tuespacioemocional.wordpress.com/

REFLEXIONES DE MÓNICA: MIEDO AL VACÍO

A veces adquirimos unas dinámicas en la vida que son bien curiosas, en mi caso mucha gente me dice que soy hiperactiva por la cantidad de cosas que hago, que si ahora este proyecto, que si ahora el siguiente… pero es importante cuando estamos en esta dinámica hacernos esta pregunta: ¿es necesario tener algún proyecto en la vida?, ¿es necesario tener mi tiempo ocupado? la respuesta es NO, sin proyectos podemos llegar a estar bien, en nuestra vida no tenemos porque estar siempre haciendo actividades ni mucho menos estar inmersos en grandes proyectos.

Esta reflexión un poco más profunda a mi me ha llegado cuando después de terminar con un gran proyecto estaba con ansias de buscar otro proyecto… en el fondo hay un cierto miedo a la pregunta ¿y ahora a qué voy a dedicar mi tiempo?, ¿qué voy a hacer? hay MIEDO AL VACÍO. Miedo a sentirnos con nosotros mismos y ya está. Cuando se siente esta angustia la manera de trabajarla es justamente permitirnos sentir esa angustia, la mayoría de las veces hacemos lo contrario: no nos gusta sentir esa angustia, como no nos gusta nos decimos a nosotros mismos que no la deberíamos tener,  que es insoportable y rápido buscamos para minimizarla conductas tapadera (llamar a amigos, buscar nuevos proyectos…)  pero la solución está justamente en no intentar ninguna de esas conductas tapaderas, se trata simplemente de sentir esa incomodidad. Darnos la oportunidad de convivir con nosotros mismos, ya está!!! entonces dejará de ser una sensación incómoda.

Estamos tan acostumbrados a HACER que simplemente el SER nos asusta, nos asusta nuestra propia esencia. Ese vacío que sentimos que lo calificamos de muy muy incómodo casi de insoportable y que nos lleva a buscar tapaderas… en el fondo es nuestro AMIGO, no tener nada que hacer, estar solos con nosotros mismos puede ser maravilloso, no hay que tener miedo a eso!!!

En “Las gafas de la felicidad” sale un texto de Lao Tsé maravilloso:

” Diez radios lleva la circunferencia de una rueda, y lo útil para el carro es esa nada (su hueco). Con arcilla se fabrican las vasijas, y en ellas lo útil es la nada (de su oquedad). Se agujerean puertas y ventanas para hacer la casa, y la nada de esos huecos es lo útil. Así pues, en lo que tiene SER está el interés. Pero en el NO SER está la utilidad”

No hay nada más hermoso que saber no hacer nada, disfrutar de estar con nosotros mismos y de observar lo que nos rodea,  sentir el confort de la existencia simplemente,  gozar de estar vivos, aprender a hacer vacaciones mentales de tanto en tanto…

Nuestra vida no tiene porque ser 100% interesante,  100% maravillosa, ni 100% estar llena de proyectos interesantes. Aprender a estar con nosotros mismos y ya está, es un gran objetivo.

Un beso a todos,

Mónica

REFLEXIONES DE MÓNICA: ESTE LUNES 23 DE FEBRERO HAY TERTULIA EN LEÓN!!!!

Hola a todos, os recuerdo que este próximo lunes 23 de febrero tenemos tertulia en León, esta vez la tertulia cambia de lugar, ahora las tertulias de León serán en la Calle Legio VII, número 4 primero izquierda, León.

La tertulia será a las 21:00 horas y si queréis asistir os tenéis que poner en contacto con nuestro coordinador Luís: lant@arrakis.es

En este nuevo local hay proyector!!!, particularmente además de a nuestro coordinador Luís hay que dar las gracias a Juan Fernández, un tertuliano de León, psicólogo cognitivo que participa activamente en estas tertulias trasmitiendo sus conocimientos. Además gracias a Juan se ha conseguido este nuevo local.

Total amigos de León que tenéis gracias a Juan y a Luís un lujazo de tertulias!!!

No os la perdáis!!!, un beso a todos y gracias a todos los tertulianos de León.

Mónica

REFLEXIONES DE DAVID M: ACEPTAR A LOS DEMÁS PARA ACEPTARNOS A NOSOTROS MISMOS

Hola chic@s:

         Yo estoy cada vez más convencido de que si queremos aceptarnos a nosotros mismos, la mejor forma es ir practicando la aceptación incondicional de los demás. Y es que los seres humanos somos animales lógicos, y si no aceptas a los demás cuando fallen, tampoco lo harás contigo mismo cuando te equivoques. Esta técnica vale para todo, desde quitarnos cualquier complejo, pasando por quitarle importancia a las malas conductas propias o ajenas apreciando por otro lado las buenas, e incluso para aceptarnos cuando tenemos días de infelicidad.

         Por ejemplo, dentro del mundo de los complejos, creo que el más extendido es el de ser tonto o torpe en general o en particular (tartamudear, fallar en el trabajo, torpe en las relaciones sociales, etc.). Yo, tartamudeo un poco, y la verdad es que durante un tiempo le daba demasiada importancia, mientras que ahora me da exactamente igual y vivo súper bien gracias a ello. Pero, como soy falible, si en algún momento me vuelve la neura de ser tonto con respecto a cualquier cosa, uno de los mejores argumentos que utilizo es imaginarme a seres queridos míos que sean tontos o torpes en algún aspecto (p. ej., que sean muy tímidos, que hayan suspendido algún curso muchas asignaturas, que sean muy despistados, etc.) y que por otro lado demuestren su capacidad de amar (y tampoco todo el tiempo, porque son falibles)  y es entonces cuando automáticamente me doy cuenta de que me da exactamente igual el hecho de ser inteligente o hábil.

         Por otro lado, es muy recomendable trabajar a tope la aceptación incondicional de los demás con respecto a las conductas positivas o negativas; para ello es muy bueno apreciar las cosas positivas de los demás, y de esta forma nos daremos cuenta de que, aunque no son tan buenos para algunas cosas (que incluso podemos esquivar), son maravillosos para otras (que podemos aprovechar). ¿No es absurdo ser inflexibles con nuestros seres queridos pidiéndoles que sean perfectos? Pues sí, y mucho, pues lo bonito en las relaciones es la flexibilidad.  Fijémonos que a veces hacemos juicios sumarísimos de los demás, que cuando tienen conductas negativas llegamos a la conclusión de que son malos al 100%, y esto es totalmente falso. Ni siquiera los criminales tienen todo conductas negativas. Para terminar este punto, creo personal y sinceramente que la mayor parte de las personas que nos rodean tienen más beneficio que coste. Así, de esta forma, ya no me exijo ser el ser querido perfecto de nadie, pues como ser querido, habrá cosas que podré aportar y otras que no; intentaré tener buenas conductas en general pero cuando falle me autoaceptaré incondicionalmente. Y como añadido, darnos cuenta de que todos valemos igual porque como seres humanos tenemos las mismas características innatas, siendo nuestra virtud más importante, nuestra gran capacidad de amar a la vida y a los demás que es intrínseca en todo el mundo, aunque por otro lado, también es intrínseco que todos somos imperfectos, jaja.

         Además, en el tema de ser feliz e infeliz, evidentemente todos queremos ser felices, pero es inevitable que de vez en cuando fallaremos. En este punto, también uso este mismo argumento, y visualizo a algún ser querido mío que por ejemplo esté pasando algún bache a nivel emocional (o que ya lo haya pasado) y que por otro lado es maravilloso y me aporta muchas cosas buenas, y esto me sirve para aceptarme cuando tengo días malos.

         Y así, a base de trabajar con muchos argumentos es cuando nuestras emociones nos acompañan. Hay un montón. Todos podemos conseguirlo!

         Anexo: para bajar abajo y estar bien, además de tener en cuenta la capacidad de amar a la vida y a los demás, podemos ver que lo valioso también es nuestra capacidad de hacer cosas valiosas, de disfrutar de la vida. Estar dispuestos con alegría a tener todos los fallos que la vida quiera que tengamos y disfrutarla tope! Con cualquier limitación, aún tenemos muchas opciones para realizarnos: amistad, familia, pareja, arte, deporte, estudiar, apreciar el entorno, viajar, colaborar en un ONG, cocinar…o simplemente sentir nuestra existencia de por sí ya placentera.

         Un fuerte abrazo!

         David M.

REFLEXIONES DE JULIO: EL BULLYING

Hay un pensamiento muy ingenuo e irracional paseándose por la comunidad educativa, y es el de pensar que el bullying se va a solucionar con partes, expulsiones, policía tutor, denuncias…

El padre Toño, en el Salvador, con el problema de las maras (pandillas) y las respuestas violentas del Estado a este problema, decía;

-          Violencia + violencia = más violencia

Pero como yo soy un apasionado de las matemáticas voy a ser más exacto;

-          Igual que X+X=2X, Violencia + Violencia = Doble de violencia

Y más exacto aún;

-          Igual que X por X = X al cuadrado, Violencia por violencia = Violencia al cuadrado

Para que luego digan que somos idealistas y soñadores, no amig@s no, somos racionales y pragmáticos.

Hay dos métodos que se utilizan para “resolver” los casos de bullying;

-          De lejos; método policial-jurídico; partes, expulsiones, detenciones, denuncias, juzgado de menores, condenas… (es decir, educarles para la guerra, porque para que sean pacíficos les declaro la guerra, una contradicción en sí misma)

-          De cerca; método pedagógico; acercarse al acosado y a los acosadores, acercarles entre ellos, que el acosado entienda al acosador y el acosador al acosado… (es decir, educarles para la paz)

Porque “la educación para la paz” no puede ser una teoría abstracta en la pizarra, tiene que ser una actitud ante los problemas.

He sido capaz de resolver los casos de bullying muy rápidamente porque era cercano a los acosadores, había un aprecio mutuo entre ellos y yo. En esa cercanía ellos escuchan, y son receptivos. Cuando he hablado con los chicos se ha cortado el bullying de raíz ¡pero no solo eso! El niño que era acosado ha pasado a ser ¡niño protegido! Porque los acosadores decían “Julio ha dicho esto” “Julio es un buen tipo, ha hecho muchas cosas por mí, le voy a devolver el favor”, “Si lo dice Julio… de acuerdo”

Y en ese estar más receptivo, han tenido más capacidad de entender el sufrimiento del acosado y poner muchísimo de su parte.

Pero si en vez de acercarte te alejas, si le mandas a la poli, los partes, las expulsiones, las denuncias… si entras en ese juego del profesor que hace de policía y el policía que hace de profesor (el policía tutor, y el tutor policía) pasarán a estar a la defensiva, y a odiar más al acosado, le verán como el enemigo (igual que el profesor ve como enemigo al acosador, porque se educa con la actitud, no con la palabrería). Y podrás OCULTAR la violencia por un tiempo detrás de un parte, detrás de una expulsión, de un centro de menores, de una cárcel… pero amig@s… la violencia acabará volviendo con mucha más fuerza, porque la violencia nunca fue tratada, sino escondida, porque; violencia por violencia = violencia al cuadrado.

https://www.youtube.com/watch?v=9TsVSYY9dXU

REFLEXIONES DE PILAR G: LA IRA

Cuando el comportamiento de la gente y los acontecimientos que nos suceden en la vida no se ajustan a nuestras exigencias o “deberías” sentimos ira y pensamos que son los demás y el mundo los causantes de nuestro malestar, por lo tanto, no es de extrañar que encontremos totalmente justificada esta emoción.

Precisamente creer que la ira está justificada, hará que rara vez nos sintamos mal por sentirnos iracundos y que, aunque esta emoción sea una constante en nuestra vida, no veamos la necesidad de recibir ayuda, ya que el problema lo tienen los demás porque no actúan como “deberían” hacerlo.

A veces pensamos que enfureciéndonos con alguien lograremos que se comporte como nosotros queremos, esto puede que funcione de manera excepcional pero, por regla general, la ira solo sirve para deteriorar las relaciones con los demás. Estamos muy equivocados si creemos que imponiéndonos con rabia conseguiremos que los demás cambien sus ideas y actúen conforme a nuestros deseos.

La ira siempre genera más ira, tanto en los demás como en el que la siente. Esto quiere decir que cuando nos enfurecemos con alguien es muy posible que esa persona nos responda de la misma manera y que nosotros nos convirtamos en personas cada vez más iracundas. Protagonizar un episodio de ira incrementa la probabilidad de que éste se repita de nuevo.

Hay que tener en cuenta que casi siempre que sentimos ira reaccionamos con violencia, pero no siempre que actuamos con violencia sentimos ira. De hecho, en situaciones en las que es adaptativo actuar con agresividad, por ejemplo, en un conflicto bélico, conviene mantener la calma para actuar de la manera más inteligente posible; por eso se entrena a los militares para una agresión controlada, esto es, para defenderse y atacar al contrario de forma efectiva, pero siempre desde la tranquilidad y nunca desde la ira.

La ira nos confunde, resta lucidez mental y dificulta la toma de decisiones importantes, así lo explicaba el psicólogo y profesor Dom Dimattia en una conferencia en la que comparaba, en tono jocoso, la ira con el enamoramiento. Hacía alusión a lo que decía Janet Wolfe, una de las parejas de Albert Ellis: “Nunca hay que casarse cuando se está enamorado, hay que esperar a que se pase el estado de enamoramiento para tomar la decisión”.

En contra de lo que mucha gente piensa, exteriorizar la ira no es nada saludable, ya que cuando esto sucede el sistema cardiovascular se ve seriamente afectado y además, como he indicado más arriba, un episodio de ira conduce a otro.

Lo funcional y constructivo no es expresar la ira cuando la sentimos ni tampoco reprimirla, puesto que ninguna de las cosas sirve para hacer nuestra vida más fácil ni para resolver situaciones conflictivas. Lo más adecuado es aprender a eliminarla o minimizarla al máximo, para ello es necesario convertir las exigencias hacia los demás y hacia el mundo en preferencias. Las exigencias son el origen de esta emoción insana que tanto nos perjudica a nosotros y, en consecuencia, a los que nos rodean.

Si creamos un diálogo interno racional basado en preferencias, cuando alguien se comporte de manera que nos desagrade o nos suceda algo que no deseamos, no nos sentiremos furibundos sino que nos enfadaremos, nos decepcionaremos o nos frustraremos, pero estas emociones negativas sanas nos motivarán para resolver la situación de una manera efectiva, justamente lo que somos incapaces de hacer cuando lo que sentimos es ira. 

https://tuespacioemocional.wordpress.com/

REFLEXIONES DE PILAR G: FÁBULA DE LA FAMILIA Y EL BURRO

Seguro que muchos de vosotros ya conocéis esta antigua fábula. A mí me gusta mucho porque transmite de manera clara y sencilla un mensaje que conviene tener siempre presente: independientemente de cómo nos comportemos siempre seremos criticados por alguien.

Había una vez un matrimonio con un hijo de doce años y un burro.
Decidieron viajar, trabajar y conocer el mundo.
Así, se fueron los tres con su burro.

Al pasar por el primer pueblo, la gente comentaba:
“Mira ese chico mal educado; él arriba del burro y los pobres padres, ya grandes, llevándolo de las riendas”.

Entonces, la mujer le dijo a su esposo:
- No permitamos que la gente hable mal del niño.

El esposo lo bajó, y se subió él.

Al llegar al segundo pueblo, la gente murmuraba:
“Mira qué sinvergüenza ese tipo; deja que la criatura y la pobre mujer tiren del burro, mientras él va muy cómodo encima”.

Entonces, tomaron la decisión de subirla a ella al burro, mientras padre e hijo tiraban de las riendas.

Al pasar por el tercer pueblo, la gente comentaba:
“Pobre hombre, después de trabajar todo el día, debe llevar a la mujer sobre el burro… ¡Y pobre del hijo, qué le espera con esa madre!”

Se pusieron de acuerdo y decidieron subir los tres al burro para continuar su peregrinaje.

Al llegar al pueblo siguiente, escucharon que los pobladores decían:
“Son unas bestias, más bestias que el burro que los lleva… ¡Van a partirle la columna!”

Por último, decidieron bajarse los tres y caminar junto al burro.

Pero al pasar por el pueblo siguiente no podían creer lo que las voces decían sonrientes:
“Mira a esos tres idiotas: caminan, cuando tienen un burro que podría llevarlos”. 

Al igual que la familia de la fábula, nosotros tampoco podemos agradar a todo el mundo. No obstante, imaginemos que con esfuerzo pudiéramos lograr la aprobación de los demás, esto sería muy poco práctico porque tendríamos que invertir tanto tiempo y energía en este propósito que apenas podríamos dedicarnos a actividades productivas y placenteras.

Además, viviríamos con ansiedad ante la posibilidad de perder la aprobación de los demás una vez conseguida y nos deprimiríamos si finalmente alguien nos desaprobara.

Por otro lado, ¿ser aceptado por todo el mundo nos haría realmente felices? No, solo sería algo muy agradable pero no nos proporcionaría la verdadera felicidad.

En definitiva, como pretender agradar siempre a todo el mundo es un objetivo inalcanzable y tampoco podemos impedir ser criticados, lo mejor es actuar de la manera que consideremos más acertada para lograr nuestras metas y, sobre todo, aprender a ser fuertes ante los juicios negativos de los demás, esto se consigue comprendiendo que no necesitamos ser aceptados siempre por todo el mundo para ser felices. 

http://tuespacioemocional.wordpress.com/

REFLEXIONES DE JULIO: ¿LUCHAR O JUGAR?

Decía Muhammad Alí; “El mejor boxeador es el que más relajado está y el que más disfruta con lo que hace”

Si damos la vuelta a la frase diríamos; “El peor boxeador es el que más tenso está y el que más sufre con lo que hace”.

“Luchar” es una palabra relacionada con la tensión y el sufrimiento, que trasladamos al concepto de sacrificio.

“Jugar” es una palabra relacionada con relax y disfrute, que relacionamos al concepto de felicidad.

¿Por qué asociamos luchar y sacrificio con “fortaleza”? ¿Y asociamos jugar y disfrute con “debilidad”?

¿La vida es una guerra o un juego? ¿Qué fuerza es más creativa y motivadora; la del sacrificio o la del disfrute?

https://www.youtube.com/watch?v=7ZgYUrik_wY

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes

  • NOTICIAS INTERESANTES!!!!!!

    - Ya tenéis en el apartado "Secciones" de la derecha del blog toda la documentación, audios, fotos y vídeos de nuestro Primer Congreso de Escuela de Felicidad que se realizó en Barcelona, el 24 de mayo de 2014.

    - Próxima tertulia en León: el 23 de febrero de 2015 a las 21:00 horas en la Calle Legio VII número 4, primero izquierda, León. Coordinador Luís: lant@arrakis.es

    - Próxima tertulia en Madrid: el 15 de febrero de 2015 a las 17:30 en el Bar La Hemeroteca, Avenida Filipinas 14 de Madrid. Metro "Islas Filipinas". Coordinadora Carmen: carmenfeito@yahoo.es

    - Próxima tertulia en Palma de Mallorca: el ... de 2015 a las 19:30 en el Café 1916, Plaza de España 4, bajos, Palma de Mallorca. Coordinador Kiko: tertulias.edf.palma@gmail.com

    - Próxima tertulia en Guareña, Badajoz: el 12 de febrero de 2015 a las 19:00 horas en la Biblioteca Municipal de Guareña. Coordinadora Pilar: wegi2980@hotmail.com

    - Próxima tertulia en Cádiz: el 21 de marzo de 2015 a las 18:30 horas en la Calle Fernández Ballesteros núm 2, entreplanta (esquina Paseo Marítimo a la altura de la Residencia). Coordinadora Montse: tertulias.edf.cadiz@gmail.com

    - Próxima tertulia en Albacete: el 13 de febrero de 2015 a las 18:30 horas en el Café Época situado en la C/ Rosario 35 de Albacete. Coordinador David: msgmaimo@gmail.com

    - Próxima tertulia en Barcelona: el 16 de marzo de 2015 a las 19:00 horas en el Centro Cívico Can Déu de la Plaza de la Concordia, Barcelona. Coordinadora Mónica: tertulias.edf@gmail.com

    - Próxima tertulia en Málaga: el 20 de marzo de 2015 a las 17:30 horas en la Asociación de Vecinos "Tiro de Pichón" (barrio de Tiro de Pichón), calle Río Távora número 2 de Málaga. Coordinador Miguel: tertuliamalaga2012@gmail.com