CONCURSO EN EL “PARA TODOS LA 2″

Queridos amigos/as:

Hoy en el programa Para todos la 2, he hablado de Religión y psicoterapia.

Además, hemos lanzado un concursara regalar 5 bolsas de Las gafas de la felicidad, a partir de una pregunta a responder a partir de las 20h en el Facebook de Para todos la 2.

https://www.facebook.com/paratodosla2?fref=ts

NUEVO PROGRAMA DE “PARA TODOS LA 2″: el trastorno bipolar

Hola, chicos,
Os paso una nueva edición de “Para todos la 2″: esta vez hablamos del trastorno bipolar.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/para-todos-la-2/para-todos-2-entrevista-rafael-santandreu-trastorno-bipolar/2856614/

Abrazo!!!

Rafael

 

REFLEXIONES DE MÓNICA: ESTE VIERNES DÍA 14, TERTULIA EN MÁLAGA!!

Hola a todos!!!, os recuerdo que este viernes día 14 tenemos tertulia en Málaga y estamos de celebración porque estas tertulias cumplen 2 añitos!!!!!!!!!!!, increíble!!!!, venga animaros a participar porque son de lujo!!!  Si queréis participar enviad un email a Miguel nuestro coordinador: tertuliamalaga2012@gmail.com

En breve os anunciaremos la programación del resto de tertulias de Escuela de Felicidad para noviembre.

Un beso a todos y muchas muchas felicidades a los tertulianos de Málaga!!

Mónica

REFLEXIONES DE FILOSOFÍA DE XISCO: SOBRE LA FELICIDAD… SÉNECA

Séneca formaba parte del pensamiento estoico en Roma.  En esta corriente filosófica se concibe a la Naturaleza como un Logos del cual el ser humano es un elemento integral. Naturaleza, aquí , significa todo aquello que está de acuerdo con el Logos , o sea, con la razón. Como elementos inseparables de la razón cósmica, nosotros, los seres humanos , estamos determinados por ella, aunque , somos libres mediante nuestro consentimiento de placeres , dolores y acciones.

En la teoría estoica se apela constantemente a la conveniencia en adaptarse a las circunstancias de la vida , sugerencia que Séneca deja translucir en esta obra cuando afirma que sólo nos atiene en ocuparnos de lo que está en nuestras manos  y en no zozobrarnos por todo aquello que está más allá de nuestras capacidades , de nuestro control o entendimiento .

Cuando Séneca habla de sublimar el sufrimiento me viene el recuerdo del dolor positivizado  que afirmaban tanto Nietzsche como Unamuno , es decir , que el dolor y el mal-estar que lo acompaña sea más un índice que señala el camino del crecimiento o de la creatividad y que no se convierta en el lamento y protesta para , a la postre , seguir igual , enrocarse y no cambiar.

Otra pauta para alcanzar la felicidad en Séneca viene de la mano del desapego , pues apegarse a los objetos , sea la riqueza , el culto al cuerpo ,una vida de placer puro y duro o cualquier otro tipo de dependencia , no es más que un cúmulo de insatisfacciones ad infinitum, ya que en esta efímera existencia no hay cosa alguna que no sea perenne , que perdure. Con lo cual , el hombre feliz, el sabio, sin despreciar las riquezas y los favores de la fortuna , tan sólo se hace cargo de lo más excelso que posee, de aquello que continuamente lleva sobre sí , lo cual no es otra cosa que la virtud moldeada por el Logos.

El ideal del sabio en Séneca apunta a la consciencia que se va adquiriendo para no atormentarse por los avatares del mundo y de la sociedad, ya que , lo que otorga esta consciencia es la posibilidad de hacerse cargo de sí mismo mediante el cultivo de la razón , de la virtud , con lo cual , todo ello le reportará necesariamente la felicidad , ataraxía o serenidad de espíritu.

Si se realizan  las lecturas senequianas de “ Sobre la brevedad de la vida “ , “ Sobre la firmeza del sabio  “ , “ De Ira “ o esta misma sobre la que radica el  presente comentario ,entonces es plausible vislumbrar la concatenación de ideas , de pensamientos que configuran su actitud ética , que no es otra que la prolongación del ideal socrático materializado por la corriente estoica en la que Séneca estaba firmemente incardinado.

Asimismo se palpita en todo el texto la dificultad de la hazaña ética del sabio feliz , pues des-hacernos de lo que nos irrita o nos atemoriza no es poca cosa, ya que es preciso un enorme trabajo para cambiar , para observar nuestras identificaciones , haciéndonos responsables de nuestra manera de sentir, de pensar y de actuar , eximiendo de toda culpa a la sociedad , a los padres y demás por los males propios .

Y mientras me encamino hacia la expiración de esta pisada escritural , comprendo que siempre quedará un resto , es decir , la completud del sabio estoico no es posible , pues somos seres escindidos , atravesados por el tesoro de los significantes y por una sobredeterminación  inconsciente , la cual , aunque se haga consciente , siempre desvelará la tacha , la incompletud y las carencias intrínsecas del ser humano.

 

Xisco Forteza (  Noviembre 2014 )

REFLEXIONES DE PILAR G: PROFESIONALES MÁS HUMANOS

Al hilo de lo que comentaba Julio en su post “ME QUEDO CON JAVI”, y teniendo en cuenta la naturaleza de la labor que llevan a cabo los psicólogos y los educadores sociales, considero fundamental que estos profesionales se pongan al servicio de la persona, siendo esta su prioridad por encima de otros intereses. Pero, ¿por qué no extrapolar esto a cualquier trabajo que desempeñemos?

Poco importa si nos ganamos la vida como abogados, recepcionistas, médicos, policías, profesores, comerciales…, porque desde cualquier profesión tenemos la posibilidad de acercarnos al ser humano que tenemos enfrente y verle no solo como paciente, usuario, cliente, alumno…, sino también como persona. Si le escuchamos activamente e intentamos ponernos en su piel, conseguiremos una relación mucho más humana y enriquecedora.

Además, conectar con los demás hace que, en los casos en los que exista hostilidad, ésta se desvanezca y las puertas del corazón se abran. Como claro ejemplo de eso, os invito a que leáis el siguiente fragmento del libro “VIVIR ES UN ASUNTO URGENTE” del Dr. Mario Alonso Puig: 

“Un banco internacional estaba muy interesado en atraer como cliente a un hombre sumamente rico cuya existencia acababan de detectar. Con tal fin, mandaron a visitarle a algunos de los mejores comerciales del banco, los cuales iban provistos de unos productos tan atractivos que era casi impensable que el cliente se resistiera al menos a alguno de ellos. 

Para sorpresa y espanto de los comerciales, el cliente los trató de una manera tan profundamente descortés que ellos se quedaron completamente desconcertados. Al volver al banco comentaron lo ocurrido. Decidieron pensar que tal vez el momento de la visita por alguna razón que ellos desconocían había sido terriblemente inoportuno. Tal vez, aquel hombre había recibido previamente a su visita una mala noticia, un disgusto, cualquier cosa que le hubiera sacado de sus casillas. 

Pasado un tiempo, decidieron llamarlo de nuevo y el cortésmente les concedió la entrevista, pero cuando ilusionados volvieron a verlo, los trató si cabe de una manera más dura y distante que como los había tratado la vez anterior. Los comerciales se marcharon decididos a no volver a visitarlo jamás. 

Estaban así las cosas, cuando un joven recién Ilegado al departamento comercial del banco y durante una simple conversación mientras tomaban un café, oyó hablar de este hombre que al parecer tenía tanto dinero y tan poca educación. Mucha gente en su misma situación hubiera decidido dar la razón a los que criticaban a aquella persona tan huraña e incomprensible, sobre todo si recién llegado a una oficina, se le pusiera en bandeja una oportunidad tan estupenda para caer bien a los demás. Suelen gustarnos más las personas que nos dicen lo que queremos oír y no nos suelen gustar tanto, aunque luego no las olvidemos, aquellas que nos dicen no lo que queremos oír, sino lo que necesitamos escuchar. 

Aquel joven, ante la perplejidad de los demás pidió permiso para visitar a aquel cliente. Lo llamaron por teléfono y aquel multimillonario volvió a conceder la ansiada entrevista. Sin embargo, cuando el joven llegó a su despacho, el hombre lo trató con la misma frialdad y dureza con la que había tratado a los otros comerciales del banco. A pesar de la dificultad de las circunstancias en las que se encontraba, el joven comercial, si bien tenía poca experiencia, fue capaz de demostrar una gran dosis de sabiduría. Él ya sabía que cuando uno es así en su forma de comportarse, no es así por naturaleza, sino porque tiene uno o varios aguijones clavados en el cuerpo y que no paran de soltar veneno. 

-Señor, me permite usted que le haga una pregunta-dijo el joven comercial. 

El millonario quedó desconcertado porque hasta ahora todos los que le habían visitado le habían hablado de sus productos. Aquel joven era el primero que le quería preguntar algo, que tenía interés en conocer, que quería saber. 

-Hágame la pregunta -le contestó. 

-¿Qué tal se ha portado con usted mi banco en el pasado? -preguntó el joven. 

Esta cuestión debió de tocar algo muy hondo en el interior de aquel millonario, tanto que aquel hombre tan hermético para todo lo que no fuera una expresión desagradable empezó a sincerarse. 

-Mire, yo hace mucho, mucho tiempo era un agricultor. Me levantaba muy temprano para arar el campo y me acostaba muy tarde. A base de trabajar y trabajar conseguí sumar unos ahorros y con ellos compré otro pedazo de tierra. En aquel momento se me hizo necesario disponer de un tractor y fui al banco que usted representa para pedir un crédito. No solo me lo negaron, sino que además me explicaron que no podían conceder un crédito a una persona tan insolvente como yo. Me sentí profundamente humillado. Ahora pasado el tiempo he ganado mucho dinero y su banco, qué sorprendente, ahora me considera una persona interesante. 

Aquel joven podía haberse puesto a defender al banco, a decir que agua pasada no mueve molino, que intentarían reparar el daño causado, etcétera. Sin embargo, tuvo otro gesto que no surgió sino de esa sabiduría que no se localiza en la cabeza, sino en el corazón. 

-Mire, lo entiendo perfectamente, creo que aunque yo no puedo hacer ya nada para reparar el sufrimiento causado, sí que puedo hacer otra cosa y es decirle que yo en sus circunstancias muy probablemente habría hecho lo mismo que usted y sobre todo quiero decirle en mi nombre y en el del banco que lo siento de verdad. 

El joven comercial se levantó para despedirse y marcharse cuando en ese momento el millonario, que era tan humano como cualquier otro hombre, le dijo que esperara porque quería seguir hablando con él. Sé cómo se desarrolló la historia ya que conocí a uno de sus protagonistas. 

Aquel hombre millonario se hizo cliente del banco. La única condición que puso fue que su interlocutor con el banco fuera el joven comercial. Se creó una relación de confianza que a todos benefició. El banco multiplicó el dinero de aquella persona y se benefició lógicamente por ello. El hombre millonario curó parte de aquella herida invisible, de esa sensación de humillación que cuando no es superada afecta muy negativamente a la salud y al bienestar. El joven ganó autoridad ante los otros miembros del departamento comercial y además se hizo un nuevo amigo.“

REFLEXIONES DE JULIO: LA PAROFOBIA

Una miembro de un movimiento político de cuyo nombre no quiero acordarme, dijo que todos los seres humanos debían tener derecho a una renta básica de subsistencia, ya sea en capital o en especie (para poder hacer efectivo el artículo 25 de la declaración universal de derechos humanos).

El economista que oyó aquella barbaridad apocalíptica se llevó las manos a la cabeza;

 -          ¡¡Es una locura!! Si la gente tiene lo básico dejará de trabajar, así solo se fomenta vagos y parados ¡¡Y no creceríamos!! La economía se estancaría.

El ADN de nuestra cultura es una idea o creencia fuertemente interiorizada en nuestra sociedad, y que nadie se ha planteado si es racional o irracional, lógica o absurda. Esta idea-creencia es que el objetivo último de la Humanidad es el crecimiento económico. Y como consecuencia, el objetivo y sentido último de nuestra vida es aportar a dicho crecimiento.

Pero no es un crecimiento hasta cubrir artículos de primera necesidad; (Casa, comida, suministro de agua…) No, es un crecimiento ¡¡hacía el INFINITO!! No hay tope, pues como me dijeron en clase de economía; las necesidades humanas pueden ser ¡¡¡INFINITAS!!!

Y lo más absurdo es que… ¡¡además es urgente cubrirlas!! Extremadamente urgente.

Así, en este manicomio que es el mundo, donde ya ni si quiera adoramos al becerro de oro, ¡¡sino al oro del becerro!! Estar parado se convierte en el peor de los pecados. Pues un parado no aporta nada al objetivo último de la Humanidad, y por lo tanto su existencia deja de tener sentido alguno. Y comienzan así los trastornos psicológicos (colectivos e individuales);

La parofobia; “¡¡Necesito hacer cosas, estar parado es horrible!!”

La aburrofobia; “¡¡Me estoy aburriendo, es terrible!!”

La vagofobia; “¡¡Mi hijo es un vago, será un desecho social!!”

La tiempofobia; “¡¡Tengo demasiado tiempo libre, es horrible!!”

Y así acabamos siendo arquitectos de nuestro propio infierno.

http://www.youtube.com/watch?v=uXMA2fjNwfw

REFLEXIONES DE MÓNICA: EL DÍA 14 DE NOVIEMBRE TENDREMOS TERTULIA EN MÁLAGA!!!!

Hola a todos, os informo que el próximo día 14 de noviembre tendremos tertulia en Málaga!!

Será a las 17:30 horas (de 17:30 a 19:00 horas) en la Asociación de Vecinos “Tiro de Pichón” (barrio de Tiro de Pichón), calle Río Távora número 2 de Málaga. El coordinador de nuestras tertulias en Málaga es Miguel: tertuliamalaga2012@gmail.com

Son unas tertulias de lujo y si podéis amigos de Málaga no os las perdáis!!!!!

Un beso a todos,

Mónica

REFLEXIONES DE PILAR G: EL MIEDO A LA MUERTE

Cuando en una conversación intuyo que alguien tiene miedo a la muerte, le pregunto: “¿Sabes que tarde o temprano te vas a morir?”La reacción siempre es la misma: “Pues claro que lo sé”, responden como diciendo vaya pregunta más tonta.

Entonces continúo hablando del tema y enseguida se inquietan y me dicen: “Bueno, sé que en algún momento me moriré, pero prefiero hablar de otra cosa, este tema no me gusta”.

Sabemos que nuestra vida tiene fecha de caducidad, pero no acabamos de aceptarlo, damos la espalda a la muerte, no queremos ni hablar ni pensar en ella. Vivimos como si no fuésemos a morir nunca y morir es lo único que con toda certeza a todos nos pasará, ¿por qué no aceptar, entonces, la muerte como lo que es, algo completamente natural?

Otras culturas entienden la muerte como parte del ciclo de la vida, incluso algunas de esas culturas la festejan. Nuestros abuelos y bisabuelos aceptaban que muchos de sus hijos muriesen antes de llegar a la edad adulta, esto no significa que no les doliera o que sintieran indiferencia ante la pérdida de sus hijos, sino que eran conscientes de que la muerte formaba parte de la vida.

La muerte no sólo es un hecho natural sino también algo bueno. Podemos pensar: “¿pero cómo va a ser bueno que se mueran mi madre, mi marido, mis hijos…?” Imaginad que fuésemos inmortales, el espacio y los recursos de nuestro planeta son limitados, por lo tanto, llegaría un momento en que la vida en la tierra sería inviable porque habríamos ocupado cada rincón del planeta y agotado todos los recursos naturales, ¿dónde habitaríamos y de qué nos alimentaríamos?

A mucha gente pensar en su propia muerte o en la de sus seres queridos les produce una enorme ansiedad porque no la perciben como un hecho natural sino como un suceso horrible. Se amargan la existencia pensando que en cualquier momento eso tan espantoso irremediablemente ocurrirá.

La ansiedad que sufren esas personas proviene del pensamiento ilógico: “Morir es algo tan terrible que no debería ocurrir nunca”. Es ilógico porque no hay correspondencia lógica entre nuestro deseo de ser inmortal y la realidad, es decir, que por mucho que deseemos la inmortalidad, lo cierto es que inevitablemente moriremos.

Por lo tanto, el pensamiento lógico sería: “Preferiría vivir eternamente, pero sé que moriré y eso tampoco es algo tan malo. Disfrutaré a tope del tiempo que esté vivo”. Pensando de este modo evitaremos sentir ansiedad ante la muerte.

Tener presente la muerte de manera racional y lógica, es decir, sin temor y viéndola de manera natural es el mejor ansiolítico del mundo. Muchas veces nos llenamos de ansiedad cuando pensamos que podrían sucedernos cosas como perder el empleo, que nos deje nuestra pareja o enfermar. Pensar que dentro de nada estaremos muertos, hace que relativicemos estos hechos y no los veamos tan terribles.

La vida pasa en un suspiro y es una lástima que el temor a la muerte nos impida disfrutarla. Si somos creyentes, al morir nos espera la vida eterna, así que bienvenida la muerte. Si, por el contrario, pensamos que con la muerte acaba todo, más razón para no perder el tiempo y exprimir cada instante del que disponemos.

Hay quienes aseguran que lo que temen no es la muerte en sí misma sino el dolor que puede preceder al momento de la muerte. Hoy en día existen muchísimos medios para mitigar ese dolor en caso de enfermedad y si hablamos de la muerte producida por otras causas, ese sufrimiento suele ser muy breve, así que tampoco hay porque tenerle miedo.

Aceptar la muerte como parte de la vida nos permitirá disfrutar más plenamente de ésta, por el contrario, mantener un pensamiento irracional e ilógico respecto a la muerte, nos dificultará gozar intensamente de la vida.

Un abrazo,

Pilar

REFLEXIONES DE MÓNICA: UNA INFANCIA TERRIBLE…

Hace unos meses que conocí a una persona maravillosa, un chaval muy joven que precisamente lo que lleva vivido de vida no ha sido fácil… cuando hablas con él tiene un resquemor a la vida, una rabia contenida que sale en muchas ocasiones, de hecho no quiere hablar mucho de su niñez, no cuenta muchas cosas… él sólo dice que le han robado su infancia esa etapa tan bonita … que él no la ha tenido y que eso le ha amargado ya toda su vida…

Es verdad que la realidad de cada uno es la que es, es verdad que hay quien lo tiene más difícil que otros, todo eso es verdad… es verdad que la infancia nos marca, pero aún con una infancia terrible podemos llegar a ser muy felices, podemos llegar a aprovechar el tiempo que nos queda… pongamos que la infancia dura hasta los 18 años, la media de vida actual más o menos está en los 80 años, nos quedan 62 años para intentar disfrutar y ser felices!!!

¿Le vamos a dar tanta importancia a esos 18 primeros años cuando nos quedan más del doble por vivir?, ¡¡¡no puede ser!!! y ahí está nuestra elección, quedarnos anclados en esa infancia terrible quejándonos toda la vida de lo vivido en los primeros años o aceptar esa infancia porque no nos queda otra y  ya no la podemos cambiar pero centrándonos en todo lo bueno que nos espera y podemos hacer,  nosotros decidimos!!!!!

Cuando oigo a mi amigo me conmueve lo que explica, tremendo… y es muy fácil quedarnos anclados en la tristeza, la pena, la queja, la culpa, la rabia por las injusticias, el rencor, la venganza… pero  el pasado ha sido de la única manera que ha podido ser… no lo podemos cambiar, así que vamos a mirar hacia delante y con fuerza!!! lo tendremos un poco más difícil puesto que tendremos que descubrir por nosotros mismos la existencia del amor y caminar solos, pero en nuestro camino nos vamos a encontrar con gente maravillosa que se mueve por amor, sólo hay que abrir bien los ojos.

Y si lo hemos pasado mal en la infancia ¿ por qué no utilizar la experiencia para colaborar con otros niños que pueden estar pasando lo mismo que nosotros hemos pasado?, podemos aprovechar esos malos años para hacer algo valioso por nosotros y por los demás ahora en la edad adulta.

Con esto quiero decir que nos tenemos que levantar y que nadie tiene el poder de amargarnos la vida, las adversidades existen y pueden ser increíblemente duras… pero si no las podemos cambiar vamos a utilizarlas para crecer y que esos 18 años tremendos no ocupen la totalidad de nuestras vidas.

Estoy segura que mi querido amigo que es puro corazón descubrirá el camino del amor.

Un beso a todos y venga a por la vida y con fuerza!!!

Mónica

REFLEXIONES DE JULIO: ME QUEDO CON JAVI

“Me cosí la boca y me puse en huelga de hambre. No tardaron en enviarme al “educador” para pedirme que me descosiera la boca y dejase el ayuno.”

Así lo cuenta Javier Ávila en su libro “Un resquicio para levantarse”.

Cuando un ser humano, en una celda de aislamiento llega a “coserse la boca y ponerse en huelga de hambre” (Ojo ¡coserse la boca!), se le envía a un educador para convencerle que abandone.

Cuando Javier protesta violentamente (por las torturas a las que se le somete en el módulo de aislamiento), el sistema penitenciario le manda vigilantes de seguridad que le reducen de forma violenta y le linchan.

Cuando Javier protesta pacíficamente (como lo hacía Gandhi), se le envía al “educador” con el fin de que a través de sus conocimientos de psicología pueda convencerle y persuadirle para que abandone dicha protesta.

Así el Sistema Penitenciario convierte a la psicología en su herramienta de control y persuasión sobre el individuo privado de libertad. Y por lo tanto no evalúa a dicho sistema penitenciario como una estructura psicopática (de psicópata). Sino que evalúa al preso con diagnósticos como;

-          Baja tolerancia a la frustración

-          Conducta negativista desafiante

-          Trastorno antisocial de la personalidad

Y aquí es donde el educador social y el psicólogo tienen que elegir si estarán al servicio de la estructura o al servicio de la persona.

Yo sin duda me quedo con la persona, me quedo con Javier.

Y animo a todos los educadores y psicólogos que se pongan al servicio de las personas, no al servicio del dinero, no al servicio de “nuestra comodidad”, no al servicio de la Institución… sino al servicio de los intereses más humanos y sociales.

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes

  • NOTICIAS INTERESANTES!!!!!!

    - Ya tenéis en el apartado "Secciones" de la derecha del blog toda la documentación, audios, fotos y vídeos de nuestro Primer Congreso de Escuela de Felicidad que se realizó en Barcelona, el 24 de mayo de 2014.

    - Próxima tertulia en León: el 24 de octubre a las 21:00 horas en el Bar Restaurante Las Cumbres, calle de la Corredera 22, León. Coordinador Luís: lant@arrakis.es

    - Próxima tertulia en Madrid: el 2 de noviembre a las 17:30 horas en el Bar La Hemeroteca, Avenida Filipinas 14 de Madrid. Metro "Islas Filipinas". Coordinadora Carmen: carmenfeito@yahoo.es

    - Próxima tertulia en Palma de Mallorca: el 23 de octubre a las 19:30 horas en el Café 1916, Plaza de España 4, bajos, Palma de Mallorca. Coordinador Kiko: tertulias.edf.palma@gmail.com

    - Próxima tertulia en Guareña, Badajoz: el 23 de octubre a las 19:30 en la Biblioteca Municipal de Guareña. Coordinadora Pilar: wegi2980@hotmail.com

    - Próxima tertulia en Cádiz: el 17 de octubre a las 18:30 horas en la Calle Fernández Ballesteros núm 2, entreplanta (esquina Paseo Marítimo a la altura de la Residencia). Coordinadora Montse: tertulias.edf.cadiz@gmail.com

    - Próxima tertulia en Albacete: el 24 de octubre a las 18:30 en el Café Época situado en la C/ Rosario 35 de Albacete. Coordinador David: msgmaimo@gmail.com

    - Próxima tertulia en Barcelona: el 17 de noviembre a las 19:00 horas en el Centro Cívico Can Déu de la Plaza de la Concordia, Barcelona. Coordinadora Mónica: tertulias.edf@gmail.com

    - Próxima tertulia en Málaga: el 14 de noviembre a las 17:30 horas en la Asociación de Vecinos "Tiro de Pichón" (barrio de Tiro de Pichón), calle Río Távora número 2 de Málaga. Coordinador Miguel: tertuliamalaga2012@gmail.com

    - Próxima tertulia en Murcia: el ... a las 18:30 horas en la cafetería ONE, de la Avenida Juan Carlos I, 53. Coordinador Miguel: tertumurcia@gmail.com

    - Próxima tertulia en Londres: el .... en White Hart, 191 Drury Ln, WC2B 5QD, quedan puntuales en la Estación de Hollborn. Coordinadora María: mariquillaquinoana@gmail.com