REFLEXIONES DE JULIO: LA ESQUINA

- ¡¡No te lances!! ¡¡Así noooo!! ¡¡No te tires hacia él!!

Al sonar la campana mi chaval viene a la esquina, está lleno de rabia, tiene la mirada envenenada.

- ¡¡¿¿Qué coño estás haciendo??!! No te puedes lanzar como un loco hacia él ¿No ves que te está toreando como a un Miura? Quiero que te tranquilices

Suena la campana y siguen pelando. Y vuelve a tirarse sobre él como un loco. Mi chico ya no piensa lo que hace, está envenenado por la rabia y no sabe lo que hace. Su rival, más frío y más listo, le lleva, le domina, le deja entrar como a una fiera para luego golpearle…

El árbitro para la pelea un momento, mira a mi esquina y me señala la nariz del chico, está lleno de sangre, le limpio la cara, le aprieto la nariz con el papel;

- ¿¿Pero que demonios estás haciendo?? No me estás haciendo caso, ¿no me escuchas lo que te digo? deja la rabia, relájate y no te abalances sobre él a lo loco.

Pero no me hace caso. Vuelve al ring y yo grito desde la esquina

- ¡¡No te tires!! ¡¡Así noooo!! ¡¡Espérale tú a él!!

Al sonar la campana, el chico vuelve a la esquina

- ¡¡Mírame!! ¡¡Mírame cojones!! ¿¿Me estás escuchando?? Estás ciego por la rabia, quiero que te relajes, que pienses, que dejes de ir a lo loco, quiero que le esperes, que te tire sus golpes, le contestas a la contra y te vas, ¿Me oyes? ¡¡Te vas!! Respira hondo, relájate, Escúchame, escúchame, mírame; DEJA EL ORGULLO, DEJA LA RABIA

Al comenzar el último asalto, algo ha cambiado. El chico se ha concentrado, está controlando la rabia, está controlando el orgullo, está relajado… y de repente su mente comienza a funcionar correctamente.

Y como si fuese magia, comienza controlar la situación, comienza a dirigir, a jugar al ajedrez… su mente ya no está bloqueada.

Ha interiorizado la lección; “LA RABIA Y EL ORGULLO NO SIRVEN PARA NADA”

REFLEXIONES DE PILAR G.: LA SALUD MENTAL

Es sorprendente la cantidad de horas al día que dedicamos, de una u otra manera, a cuidar nuestro cuerpo:higiene personal, pelo, ropa, deporte, tratamientos de belleza, revisiones médicas… También ocupan buena parte de nuestra jornada otras actividades como: trabajar, cocinar, desplazarnos, dormir, comer, practicar sexo, comprar, “wasapear”… Pero lo realmente asombroso es el poco tiempo que invertimos en nuestra mente.

Estamos mucho más preocupados por el estado de nuestra cuenta corriente o de nuestro aspecto físico que de nuestra salud mental, cuando en realidad, debería ser al contrario, porque ni el dinero ni la belleza nos procurarán paz interior y serenidad, es solo en nuestro interior donde encontraremos la verdadera felicidad.

Descuidamos la salud mental porque nuestra sociedad apenas la valora, de hecho para muy poca gente el crecimiento personal es un objetivo prioritario, nos afanamos, más bien, en perseguir falsos valores o antivalores como el dinero, el poder, el éxito profesional, el estatus social, la belleza, la inteligencia, etc., pensando que si los conseguimos seremos realmente felices.

Estos antivalores producen una falsa sensación de seguridad (hoy los tenemos pero mañana los podemos perder), insatisfacción (cada vez necesitaremos más) y vacío. Podríamos decir que son como la comida basura, en el momento satisfacen pero al cabo de un rato la sensación de hambre vuelve.

Admiramos a quienes poseen estos falsos valores, pero lo cierto es que deberíamos maravillarnos ante aquellos que saben “vivir bien”, es decir, los que necesitan muy poco para ser felices, disfrutan de todo lo bueno que les ofrece la vida, viven sin miedos, sienten la alegría de estar vivos, sacan el máximo provecho a la vida y aman a los demás.

Fortalecernos emocionalmente requiere cierto esfuerzo, por eso si las circunstancias de nuestra vida son más o menos favorables (tenemos trabajo, salud, una pareja, amigos, dinero suficiente…), no nos molestamos en crecer como personas, ni siquiera cuando experimentamos una permanente sensación de insatisfacción y vamos por la vida arrastrando los pies.

El problema surge cuando irrumpe en nuestra vida un hecho que nos desestabiliza emocionalmente (enfermedad grave, pérdida de empleo, ruptura sentimental…) o simplemente cuando llega un momento en que sentimos un malestar emocional tan grande que nos impide llevar una vida normal, entonces, si no estamos mentalmente fuertes, nos hundiremos sin remedio.

Esto no quiere decir que ante una adversidad, por muy fuertes que seamos, no vayamos a sentir emociones negativas como tristeza, enfado, inquietud…, es normal experimentar ese tipo de emociones ya que forman parte de todo ser humano, pero si estamos fuertes evitaremos sufrir emociones negativas insanas como ansiedad, ira, depresión…

No hay mayor recompensa que la que obtendremos si invertimos tiempo y esfuerzo en mejorar nuestra salud mental, si lo hacemos nos convertiremos en personas capaces afrontar las adversidades de una manera racional, de disfrutar de la vida y de desarrollar todo nuestro potencial.

Un abrazo,

Pilar

REFLEXIONES DE JULIO: ENTREVISTA A ROBERT EN “LOS SONIDOS DE MI BARRIO”.


Robert entró en la cárcel a los 19 años, después de un año y medio de estar encerrado nos cuenta como es la cárcel por dentro.

Nos deja perplejos la normalidad con la que nos narra el funcionamiento del módulo de aislamiento, donde hay personas encerradas en una celda 23 horas al día durante meses, y que en casos de crisis de ansiedad se les llega a atar a la cama. O la “cunda”, usar el traslado del preso a otras comunidades autónomas como castigo psicológico, ya que los perjudicados directos acaban siendo los familiares que se ven obligados a desplazarse cientos de kilómetros para 40 minutos de visita.

http://www.lossonidosdemibarrio.blogspot.com.es/

TESTIMONIO DE UNA PACIENTE: ¡SE PUEDE CAMBIAR!

Queridos amigos/as:

Quiero publicar aquí una carta fantástica que ha tenido a bien redactar Sandra, una paciente (casi ex paciente) que ha hecho un gran trabajo racional conmigo en los últimos meses.

Estos mensajes son muy bonitos y muy aleccionadores porque la primera cosa que hemos de hacer cuando queremos cambiar es confiar en que se puede hacer. De lo contrario, no lo intentaremos nunca.

Sandra es una chica fenomenal, con muchísimas virtudes: es guapísima, alegre de forma natural, divertida, entusiasta y una gran amante de la vida, pero llevaba tiempo sin gozar de todas esas cualidades. Ahora las ha recuperado y vuelven a brillar.

Pero sin más, os paso su carta:

PRIMERA PARTE: EL PASADO
Mi historia remonta a cuando tenía 18 años. Entonces, empezaron los fuertes ataques de ansiedad y las depresiones derivadas de ellos.

¡He perdido la cuenta del número de médicos y terapeutas a los que he ido en todos estos años! Todo sin resultados. En realidad, año tras año, empeoraba.

Terribilizaba un montón. Me sentía sola. Anticipaba problemas de todo tipo. Mi mente me daba unas palizas tremendas. Estaba llena de ansiedad de la cabeza a los pies; una ansiedad que luego comprendí que me la creaba yo.

Recuerdo que los médicos me decían -y así lo creía yo- que había nacido con la predisposición a estar mal y que eso no se podía cambiar.

A partir de un momento, sentí que mi alma estaba muerta. La ansiedad acechaba 24h. A veces con más fuerza que otras, pero siempre estaba ahí.

Sé lo que estar en el pozo y no ver la luz. Pensar que no hay salida. Que yo era así y no podía cambiar. Ahora, muy alto, quiero deciros que SÍ SE PUEDE CAMBIAR!

*******************************************
SEGUNDA PARTE: EL CAMBIO
Pero, un día, casi por casualidad, leí un libro llamado ‘El arte de no amargarse la vida’, de Rafael Santandreu.

Era un momento de mi vida en el que había decidido no acudir ya a más psicólogos, ya que la terapia tradicional no funcionaba en mí. Pero leyedo ese libro me sentí identificada. ¡Me ayudaba leerlo! Así que tomé la mejor decisión de mi vida. Iba a volver a ir al psicólogo, pero tenía quer ser Rafael Santandreu, tenía que ser la terapia cognitiva.

Y tuve la suerte de poder tenerlo a él mismo de terapeuta.

Aprendí con él que todo era muy sencillo, sólo tenía que cambiar el chip mental.
Y, desde el principio, noté mejoría.

Cada día trabajaba mucho en la terapia. Leía sobre el tema y hacía las tan básicas visualizaciones. En muy poco tiempo hice ese ‘click’ mental y yo misma me sorprendo del gran cambio.

Hay un lema muy vital: ‘soy muy fuerte, no me quejo de nada porque es absurdo quejarse, mientras puedas hacer cosas positivas siempre seré feliz’. Y esto, que me enseñaron el primer día, se ha convertido en un mantra en mi vida.

Bajo cualquier circumstancia, siempre, habrá algo que me haga feliz. Ver el sol, el mar, mi familia…….siempre tendré algún motivo para sentirme viva.

También he aprendido a aceptar a las personas sin exigir nada. A alejarme de quien no me interesa, pero con amor.

********************************************
TERCERA PARTE: EL PRESENTE Y EL FUTURO

En muy pocos meses me he recuperado a mí misma. Y es que llevaba 18 años sin ser yo.

Ahora, con casi 36, ha renacido mi niña interior.

Soy feliz. Estoy llena de ilusiones, sueños, me levanto con una sonrisa cada día y a cada momento voy aplicando mis microvisualizaciones, pensando que lo próximo que haré durante el día será maravilloso.

Disfruto cada momento y cada instante con máxima felicidad.

¡HE CAMBIADO! ¡SE PUEDE CAMBIAR!

Eso es lo que quiero transmitir a todas esas personas que sufren como yo sufrí.

Ahora si un dia me siento mal no pasa nada, ya se me pasará! Aunque ya pocas veces me siento mal.

Ya no retroalimento la ansiedad. Dejo que pase de largo. Me ganó muchas batallas, pero la guerra la he ganado yo. Mi mente negativa es ahora positiva.

Es importante creer en la terapia, trabajar en ella, aplicarla dia a dia. Y de una manera muy fácil y natural ves cómo vas cambiando.

Yo tuve al mejor guía. Como digo a mis amigos, medio en broma, pero muy en serio, froté la lámpara y apareció mi genio.

He tenido siempre el apoyo incondicional de mi familia. Mis padres hacían que me levantara cada vez que yo tiraba la toalla. Han caminado a mi lado en este largo peregrinage. Han sufrido y llorado, pero la frase que mi padre siempre me dijo fue ‘nunca aceptaré que tú no te puedes curar, no dejaré de buscar la manera’. Y encontramos la manera.

Han sido 18 año muy duros, sin luz. Sin magia. Pero con la terapia cognitiva bien aplicada, en pocos meses todo se ha solucionado.

Porque mi mente ha cambiado. Pero sólo uno mismo puede cambiar.

Tienes que creer que puedes. Y muy rápidamente notarás mejoria.

Rafael me enseñó el camino, tuve todo el apoyo de mi familia, pero en el fondo todo dependía de mi.

Soy feliz y eso no lo paga el dinero. La felicidad está en las pequeñas cosas de la vida, sólo hay que saber darse cuenta.

Es una terapia con unas bases muy simples, muy fáciles de poner en prácitca. Si las asimilas, verás como el dolor se va y la ilusión vuelve a tu vida.

Si eres una persona ‘terribilitis’….. ¿A que estás esperando?

¡CAMBIA! ¡SÉ FELIZ! ¡DEJA DE QUEJARTE!

¡¡¡La vida es demasiado hermosa para desperdiciarla!!!

Besos: Sandra

REFLEXIONES DE JULIO: ASOCIACIÓN ALACRÁN


Hace unas semanas, Mónica escribió un artículo describiendo como a un niño de 7 años de la clase de su hija se le quería negar la entrada en un campamento de verano, debido a su conflictividad.

Las mamas, los papás y los profes se habían organizado (a escondidas de la madre del niño) para impedir que este chavalín “tan peligroso” (7 años) pudiese ir al campamento de verano.

Muchas veces, en esta vida, el miedo nos hace perdernos acontecimientos maravillosos, como podría ser el encuentro con estos chavalillos. “Cuantas cosas nos perdemos por miedo a perder”.

La semana pasada estuve en un campamento de verano (solo pude estar el fin de semana). Con mis amig@s de la “Asociación  Alacrán” con muchos chavales y chavalas de mi barrio, y alguno de ell@s como el niño de 7 años que describía Mónica. Pues el Alacrán no cierra las puertas a nadie, y mucho menos tiene miedo de l@s niñ@s.

Me gustaría compartir con vosotr@s esta maravilla de video que han hecho en el campa. Para mostrar lo que nos perdemos los adultos cuando tenemos miedo de los niños;

https://www.youtube.com/watch?v=eBJE8vPLoro

(¡Ojo! muy atentos a la letra de la canción)

Abrazos!

Julio

REFLEXIONES DE PILAR G.: PENSAR COMO CIENTÍFICOS


Para convertirnos en personas emocionalmente fuertes es fundamental aprender a pensar de manera lógica y racional, esto no es otra cosa que aplicar el método científico a la vida cotidiana.

Hay quienes equivocadamente creen que razonar de esta forma nos convierte en personas frías, calculadoras e insensibles. Esto no es así en absoluto, pensar como científicos no sólo no nos priva de experimentar emociones sino que además nos ayuda a no sufrir más de lo necesario.

Veamos de manera muy sencilla en qué consiste el método científico y para ello vamos a recurrir a la imaginación. Supongamos que el ser humano descubre un nuevo planeta que, a pesar de estar a muchísimos años luz del nuestro, comparte algunas características con la tierra que hacen sospechar a los expertos de la existencia de algún tipo de vida allí. 

Con la intención de comprobarlo, un grupo de astronautas organiza una expedición hasta el nuevo planeta y, apenas ponen un pie allí, encuentran un ser vivo con una apariencia bastante parecida a la humana pero con la piel gris.

La hipótesis que establecen sobre el aspecto del ser que acaban de descubrir es la siguiente: “Todos los habitantes de este planeta son grises”, y la consideran válida hasta que la realidad les demuestre lo contrario.

Continúan explorando el planeta cuando, de repente, ven a otros habitantes idénticos al primero que hallaron, pero en esta ocasión, de color verde, este hallazgo hace que desechen la primera hipótesis y que formulen una nueva: “Todos los habitantes de este planeta tienen la piel gris o verde”, esta suposición se acerca más a la realidad que la primera.

Aun así no consideran la hipótesis como verdadera, porque entienden que pueden aparecer nuevos datos que la falseen. Al día siguiente, observan que también hay habitantes amarillos. A estas alturas, la suposición, siempre sujeta a nuevas revisiones y modificaciones, sería: “Todos los habitantes son grises, verdes o amarillos”.

La forma flexible de pensar de los astronautas, contribuye a que su teoría sobre el color de los habitantes del nuevo planeta sea cada vez más realista. Esto representa el auténtico pensamiento científico.

La ciencia no persigue la verdad absoluta, simplemente el mayor acercamiento posible a la realidad. Ésta cambia constantemente, por lo tanto, debemos adaptar nuestras creencias a las evidencias que van apareciendo. Si un virus desconocido acabara con todos los habitantes grises de ese planeta, se plantearía una nueva hipótesis sobre estos seres: “Todos los habitantes son verdes o amarillos”.

Sería recomendable que nosotros nos comportásemos como científicos con nuestras creencias sobre nosotros mismos, sobre los demás y sobre el mundo, tal y como han hecho estos astronautas con sus ideas acerca de los seres que han descubierto.

Observando nuestro entorno comprobaremos si nuestras creencias se ajustan o no a la realidad, si la experiencia demuestra que una idea no es cierta, la desecharemos y la sustituiremos por otra más realista. Considerar nuestras ideas acerca de nosotros mismos, de los demás y del mundo como verdades absolutas, dogmáticas y rígidas nos aleja de la realidad y eso es precisamente el origen de nuestro malestar psicológico.

Uno de los expertos, al descubrir que había seres amarillos, se enfureció muchísimo; era muy supersticioso y pensaba que con toda seguridad los seres de ese color le traerían desgracias a él y a sus compañeros, de hecho cada vez que se cruzaba con uno sentía ansiedad y rabia, y comentaba al respecto: “Solo deberían existir habitantes grises o verdes, porque son mis colores favoritos y por consiguiente bajo ningún concepto debería haber ninguno amarillo, no lo puedo soportar, son horribles y traen mal fario”. 

Por mucho que se empeñara en que no debería haber en el planeta ni un solo habitante amarillo, no por eso iban a dejar de existir, de hecho tanto él como sus compañeros habían podido comprobar con sus propios ojos que existían algunos habitantes de ese color. Es ilógico pensar que por el mero hecho de que a él le parezcan espantosos y que atraen la mala suerte, los seres amarillos no vayan a existir. Hay habitantes amarillos y punto, independientemente de que a él le gusten o no. No hay ninguna ley universal que diga que debe ser de otra manera.

El pensamiento de este astronauta es anticientífco, es decir, como la realidad no se ajusta a sus rígidas ideas se encoleriza, le entra ansiedad o se deprime. Con esto no quiero decir que tenga que adorar a esos seres amarillos, pero sí puede flexibilizar su creencia: “Preferiría que todos los habitantes de este planeta fueran grises o verdes, aunque, lamentablemente, existen algunos amarillos que no me gustan nada pero lo puedo soportar”, de esta manera se disgustaría al encontrarse con alguno, pero no experimentaría ansiedad, rabia o depresión.

Esto que puede parecer obvio, no lo es tanto, todos tenemos ideas irracionales que no se ajustan en absoluto a la realidad y en lugar de buscar evidencias para refutarlas, lo que hacemos es defenderlas con uñas y dientes, buscando pruebas para mantenerlas a toda costa, aunque esto vaya en contra de nuestros intereses y nos hagan sufrir, exactamente como le ocurría a este astronauta.

El pensamiento anticientífico, supone un modo de pensar inmaduro, parecido a la manera de razonar que tienen los niños.  Ese pensamiento se resume en: “Debería hacer todo bien o muy bien”, “Los demás tendrían que tratarme siempre con respeto y consideración” y “Las cosas deberían ser como yo quiero y tendría que resultarme fácil y cómodo conseguir lo que deseo en la vida”, solo falta añadir: “Y si todo eso no es así, cojo un berrinche que os vais a enterar”.

Los niños, al igual que las personas irracionales, son egocéntricos, se creen el ombligo del mundo y consideran que todo debe girar a su alrededor, están convencidos de que todas las personas están ahí para complacerles y de que todo tiene que ser como ellos quieren.

Además las personas con esquemas mentales irracionales e ilógicos se ven a sí mismas como una especie de dioses, por eso se exigen a sí mismos hacerlo todo, como seres divinos que son, rozando la perfección. Los demás deben tratarles siempre con respeto, justicia y consideración, como no podría ser de otra manera teniendo en cuenta que son deidades. Y, dado que se consideran seres especiales y divinos, siempre deberían conseguir lo que quieren de manera cómoda y sin esfuerzo, porque ellos se lo merecen.

Evidentemente ni ellos, ni los demás, ni la vida son según sus exigencias, simplemente son como son y eso hace que con frecuencia se sientan furiosos, ansiosos, deprimidos… Es justo lo que le pasaba a nuestro amigo astronauta: “Quiero que todos los habitantes sean grises y verdes, es horrible que existan algunos amarillos, no lo puedo soportar…”, y así lo único que conseguía era perturbarse absurdamente.

Una mentalidad científica, lógica y racional es garantía de salud mental, así que, ¿por qué no probamos a pensar de este modo a ver qué pasa?

Un abrazo,

Pilar

PRIMER CONGRESO DE ESCUELA DE FELICIDAD, Barcelona, 24 de mayo de 2014.

El pasado 24 de mayo realizamos nuestro I Congreso de Escuela de Felicidad, un congreso que consiguió reunir a muchos tertulianos y seguidores del blog de Rafael Santandreu.

Fue un día muy bonito donde se compartieron muchas experiencias y emociones. Hemos querido recopilar todos los audios, presentaciones, fotos y vídeos de aquel día para que estén aquí en el blog y poder compartirlo con todos vosotros.

- Programa definitivo Primer Congreso Escuela de Felicidad

- Todas las ponencias del congreso (presentación ppt y audio):

Toda esta documentación la tenéis también en el apartado “Secciones” de la derecha del blog en “Primer Congreso de Escuela de Felicidad, Barcelona 24 de mayo de 2014″

Muchas gracias por este trabajo en equipo y por llevar a cabo este proyecto!!!

Un beso a todos,

Mónica

REFLEXIONES DE JULIO: EL REGALO

Cuanto más duros por fuera, más frágiles por dentro.

El chaval que me acompañaba quería preguntar a una dependienta, pero se sentía muy inseguro. El chico, que sabía pelearse, bacilar, sobrevivir en ambientes muy hostiles… ante una dependienta de una tienda se sentía frágil y vulnerable ¿Qué lenguaje usar? ¿Me entenderá? ¿Se reirá de mí?

La dependienta notó su inseguridad, le vio joven, no le gustaría sus pintas, y le contestó mal y muy borde.

Ahí quedó todo, seguimos nuestro camino. Al rato de estar dando vueltas por el centro comercial el chaval reventó;

- Me estoy rayando Julio, ¡que hija de puta!, la tenía que haber contestado y haberla mandado a tomar por culo.

Se sentía muy ofendido, se estaba comiendo la cabeza y eso le provocaba el cabreo, y se estaba poniendo muy nervioso ¡Quería volver y liársela a la dependienta!

Así que yo, sereno y sin darle importancia al asunto, intenté tranquilizarle;

- Has sido muy educado, y le has hablado muy bien a la dependienta, lo has hecho genial… de verdad. Pero tienes que entender que aun así la gente te puede insultar, y no pasa nada, porque los insultos son como los regalos, cuando alguien te insulta te está ofreciendo un regalo, tuya es la decisión de aceptarlo o rechazarlo. Si lo aceptas y lo desenvuelves sabes que te hará daño, pero si lo rechazas, el regalo (el insulto) se queda con quien te lo estaba ofreciendo, y paradójicamente le acaba ofendiendo a él. Los tipos frágiles aceptan siempre todos los regalos, los tipos duros los rechazan todos. Tú quieres ser un tipo duro ¿Verdad? pues comienza a rechazar estos regalos.

Se quedó pensando, lo entendió y comenzó a tranquilizarse.

A veces lo que aparentemente es un síntoma de fortaleza, en realidad, si te fijas bien, es un síntoma de debilidad.

http://www.youtube.com/watch?v=yEGbAww3WDk

 

REFLEXIONES DE MÓNICA: VIVAN LAS MAMIS IMPERFECTAS!!!

Este post va más dirigido a las mujeres y es que somos muchas las mujeres que tenemos muy arraigada la creencia nuclear de que hay que ser buena madre, que cualquier equivocación nuestra que repercuta en nuestros hijos es tremendo!!!!,  lo peor!!!!! ansiamos el ser madres perfectas!!! y aquí es donde la empezamos a liar…

Nuestra cultura, nuestra educación nos lleva a dar una importancia extrema a lo que los demás pueden pensar de nosotras como madres y el peor de los escenarios es  si los demás ponen en evidencia en algún momento alguna conducta nuestra que podría demostrar que nos hemos equivocado con nuestros hijos … porque eso querría decir que como nos hemos equivocado ¡¡¡ somos malas madres!!!, y ser mala madre es terrible!!! entonces saltamos como muelles a la yugular de esa persona que hace esa insinuación. Esto ocurre mucho en los corrillos de mamis del cole, a veces vuelan puñales imaginarios de un lado a otro como si fuera un partido de tenis. Sin embargo nosotras tenemos la clave de que esos puñales no se nos claven.

En el fondo lo que nos da miedo es imaginarnos que podríamos ser malas madres!!!!, volvemos a poner otra vez nuestro valor, esta vez el valor de madre en las conductas que hacemos y no en el amor que sentimos hacia nuestros hijos. Evidentemente preferimos no equivocarnos pero transmitir a nuestros hijos que tienen madres perfectas es hacerles un flaco favor. También como madres somos mediocres, aprendices e imperfectas  pero lo maravilloso de ser madre es la evidencia de ese amor brutal que se tiene a los hijos, un amor con una fuerza increíble e indescriptible.

¿Y qué si has actuado mal y esa actuación ha repercutido sobre tus hijos?, ¿y qué si alguien te critica de mala madre? el haber actuado mal en algún momento no te convierte en mala madre, empecemos por ahí, llegar a esta conclusión es ser muy tremendista!!! también es muy tremendista el pensar que una conducta equivocada nuestra pueda influir tantísimo en el futuro de nuestros hijos… Por otro lado los niños quieren a sus mamis tal y como son y su mayor deseo es estar con ellas!!, les gustan sus mamis imperfectas!!! y es que el pretender ser perfectas es una neura nuestra que nos hemos inventado!!!

Transmitir a nuestros niños que nosotras no somos perfectas es un gran aprendizaje porque les estaremos enseñando la realidad de la vida!!!, una anécdota mía es que yo no sé cocinar y cuando nació mi niña me entró una neura en plan que tenía que esmerarme a saco para aprender a cocinar y poder hacerle a mi niña la mejor comida del mundo, mundial puesto que si no ¿qué tipo de madre sería?, no veáis que presión!!!, compraba de todo tipo de carne en los mejores sitios, miraba los menús, intentaba que sus papillas fueran las mejores con todos los nutrientes del universo!!!, ufff menudo agobio amigos!!!! porque si la cocina ya me gustaba poco pasé a aborrecerla del todo!!!!

Mi solución fue cuando acepté que yo nunca cocinaría como mi madre ni como las mamis de la guardería que decían que hacían maravillosos manjares, mi hija iba a tener una cocinera muy muy mediocre y eso es lo que había. Dejé de decirme a mi misma que por el hecho de que no me gustara la cocina era una mala madre y dejaron de importarme los comentarios de las otras mamis!!!, las admiraba pero no las valoraba mejores mamis que yo… como tampoco valoraba como peores mamis que yo a las mamás de otros países con culturas muy diferentes a las nuestras…

Y es que a veces se crea entre las mamis como una especie de competencia para ver quien se lleva el premio a la mejor mami del año!!! y yo descubrí que el mejor premio es justamente aceptar que también como mami soy muy, muy mediocre… pero como todas las mamis tengo la fuerza más grande del  universo, la fuerza más brutal que existe actualmente en la naturaleza que es el amor que una madre tiene a sus hijos.

Un beso a todos,

Mónica

REFLEXIONES DE MÓNICA: EL 31 DE JULIO TERTULIA EN LEÓN!!

Hola a todos!!, ya tenemos fecha para la tertulia de León del mes de julio, será el día 31 de julio a las 20:00 horas en el Bar Restaurante Las Cumbres, calle de la Corredera 22, León. Os recuerdo que nuestro coordinador en León es Luís: lant@arrakis.es

Un beso a todos y gracias a nuestros tertulianos de León!!!

Mónica

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes

  • NOTICIAS INTERESANTES!!!!!!

    - Ya tenéis en el apartado "Secciones" de la derecha del blog toda la documentación, audios, fotos y vídeos de nuestro Primer Congreso de Escuela de Felicidad que se realizó en Barcelona, el 24 de mayo de 2014.

    - Próxima tertulia en León: el 31 de julio a las 20:00 horas en el Bar Restaurante Las Cumbres, calle de la Corredera 22, León. Coordinador Luís: lant@arrakis.es

    - Próxima tertulia en Madrid: el 6 de julio a las 18:00 horas en el Parque del Retiro. Estatua del Ángel Caído. Coordinadora Carmen: carmenfeito@yahoo.es

    - Próxima tertulia en Palma de Mallorca: el 16 de julio a las 19:30 horas en el Café 1916, Plaza de España 4, bajos, Palma de Mallorca. Coordinador Kiko: tertulias.edf.palma@gmail.com

    - Próxima tertulia en Guareña, Badajoz: el.... de septiembre a las 19:30 en la Biblioteca Municipal de Guareña. Coordinadora Pilar: wegi2980@hotmail.com

    - Próxima tertulia en Cádiz: el 22 de agosto a las 18:30 horas en la Calle Fernández Ballesteros núm 2, entreplanta (esquina Paseo Marítimo a la altura de la Residencia). Coordinadora Montse: tertulias.edf.cadiz@gmail.com

    - Próxima tertulia en Barcelona: el 21 de julio a las 19:00 horas en el Centro Cívico Can Déu de la Plaza de la Concordia, Barcelona. Coordinadora Mónica: tertulias.edf@gmail.com

    - Próxima tertulia en Málaga: el..... a las 17:00 horas en la Academia Newton Septium, Paseo de los Tilos núm. 42 muy cerca de la Estación de autobuses. Coordinador Miguel: tertuliamalaga2012@gmail.com

    - Próxima tertulia en Murcia: el ... de septiembre a las 18:30 horas en la cafetería ONE, de la Avenida Juan Carlos I, 53. Coordinador Miguel: tertumurcia@gmail.com

    - Próxima tertulia en Londres: el .... en White Hart, 191 Drury Ln, WC2B 5QD, quedan puntuales en la Estación de Hollborn. Coordinadora María: mariquillaquinoana@gmail.com